Antigüedades del Perú

Antigüedades del Perú

La sección de historia en el Perú muestra un cuadro de la vida durante la dominación española. En este resumen, los humanos se establecieron en el Perú desde hace 13,000 años aproximadamente, al final de la última edad de hielo. Es en este momento donde apareció un rango de culturas extendidas en forma masiva durante varios cientos años. Durante este período las culturas gozaban de un gran éxito que era envidiado por las demás culturas del mundo, estas acciones estaban sujetas a cambios en cuanto a la agricultura costera y a las fluctuaciones de la pesca por la corriente del Niño. La historia describe las diferentes variaciones de los eventos climáticos encontrados en la prehistoria.

La siguiente figura muestra la evolución de las culturas más importantes a.C. alrededor de 900 años antes de la llegada de los españoles, en 1532. Los poderes regionales colisionaron con el imperio inca, mientras la organización superior se caía ante la tecnología invencible que poseían en ese entonces los españoles.

La imagen se encuentra de diferentes colores para poder diferenciar las culturas, las secciones que no se encuentren coloreadas pueden reflejar un estado de anarquía en sus respectivas regiones. Cada uno de las culturas marcadas por colores poseía sus propios centros de religión y cada uno desarrolló su propia iconografía.

Costa
Norteña

Las culturas del Perú

Fechas

Sierra
Oriental

Sierra
Norteña

Sierra
Central

Costa
Central

Sierra
sureña

Costa
Sureña

1500AD

Imperio Inca

1400AD

1300AD

Chachapoyas

Cajamarca

Chímu

Pachacamac

Chincha

1200AD

1100AD

Lambayeque

Huarí / Warí

1000AD

900AD

800AD

700AD

600AD

500AD

Lima

Tiwanaku

Nazca

400AD

Mochica

300AD

200AD

100AD

Vicus

100BC

Paracas

200BC

Chavin

Cupisnique

300BC

400BC

500BC

600BC

700BC

800BC

900 BC

+900BC

Caral

Nosotros no tenemos ninguna idea acerca de qué relación existía entre las culturas del sur con sus colegas del norte antes de la llegada del imperio incaico. La cultura Moche comerciaba con el sur de Chile y con las culturas costeras, probablemente esto es poco verídico ya que las culturas andinas parecen haber tenido intercambios con la costa en lugar del sur de los Andes. La sucesión cultural se abarca más detalladamente al pie de esta sección.

Las culturas del Perú

Fechas

Personas de la costa

Personas de la sierra

1532AD - 1440ac

Inca

Inca

1400AD - 900ac

Chímu
Chancay
Pachacamac

Cajamarca
Huanca
Chanca

800AD - 500ac

Lambayeque
Pachacamac
Nievería
Moche V

Warí

400AD-200ac

Moche (I-IV)
Lima (Maranga)
Vicús
Paracas Necrópolis

Huaraz
Huarpa
Chanapata

300BC - 900ac

Chavín
Garagay
Cupisnique
Huaca Lucía

Chavín
Pacopampa
Kotosh

800BC - 1800ac

Caral (ancient)
Guañape
La Florida
Chira-Villa

Pacopampa
Warícoto
Kotosh

1800BC - 3000ac

Caral
Huaca Prieta
El Paraiso
Chilca

La Galgada
Kotosh-Mito

3500BC - 11000ac

Paijan

Telarmachay
Lauricocha
Toquepala

Bibliotecas enteras han descrito la arqueología del Perú, basados en diferentes estudiosos realizados por varios años. Aquí nosotros intentaremos perfilar algunas culturas conocidas como las más importantes, pasando por los incas. La sección de historia posee un fondo general mediante el cual podría entender la información y la sección de mapas le ofrece una información completa acerca de las culturas que actuaron recíproca y geográficamente.

La cultura de Caral

La cultura Caral se dedicaba al cultivo [más información aquí, en el circuito de Lima-Trujillo]. Se le considera la cultura más antigua de América, fechando su apogeo 2,800 a ,2500 años a.C. La prueba del carbono 14 permite determinar con exactitud la fecha de estos restos pre históricos, los que datan por lo menos de tres milenios antes de la era cristiana. Los Andes tuvieron una ocupación en oleadas lugar hace 9000 años, aunque existen polémicas acerca de su antigüedad. La primera cultura organizada fue la cultura Caral (2,800 a.C.), este grupo desarrollo muchas de las técnicas y métodos empleados por culturas en todo el Perú, siendo la cultura Chavin, en la sierra central, quien heredo el conocimiento y poder que ejercía sobre los Andes centrales, a la vez que reunía tecnología, organización social, religión y comunicaciones. Cabe destacar que para ese entonces ya existía el comercio y las influencias artísticas como la arquitectura; los artefactos militares se fueron extendiendo fuera de este centro en lo que debió haber sido una red de comercio que cubría la sierra central y norteña del Perú. [Mas información aquí.]

La sede de la cultura Caral es el valle de Supe, al norte de la región Lima; la cultura Chavin se desarrollo en los andes centrales, siendo su lugar central en Chavin de Huantar, en donde se encuentran plazas y edificios ceremoniales. Estos restos se localizan al este de uno de los valles más importantes del Callejón de Huaylas, haciendo un viaje hasta llegar a Huaraz. Se presume que este lugar era un centro religioso en donde se encontraba imágenes de jaguares y del cactus de San Pedro que era una medicina alucinógena. Tanto las paredes como los jeroglíficos se encontraban en óptimas condiciones. El arte de Chavin se extendió ampliamente por el Perú, e influyó en las demás culturas. Las cerámicas de Chavin también son sofisticadas y bien elaboradas. Los estribos son algo característico, aunque ahora se dice que estas formas fueron derivadas del Ecuador por lo que estos se reprodujeron después de muchas culturas subsecuentes. Los motivos son a menudo el estampillado en las filas de arcilla. El oro es un rasgo frecuente de esta cultura, pese a que las culturas posteriores eran probablemente más responsables en cuanto al reciclaje de sus productos.

La cultura de los Cupisnique cultivaban desde 1200 a 200 a.C., fechas entra las que se desarrollo la cultura Chavin, pero ha tenido menos influencia quizás porque Chavin asimiló sus enseñanzas para el futuro. Se enfocó en la costa media norte del país, entre los valles de Virú y Lambayeque. Su unidad se debió al común estilo de vida y a las expresiones de una autoridad central. Una red comercial realizaba el intercambio interno y el género amazónico se dedicaba para los productos costeros, mientras que se dedicaba a la irrigación de la agricultura (primera vez que aparece esta actividad en el Perú).

Los cerámicas de Cupisnique son típicamente monocromáticos y en un color oscuro. Ellos usan la forma del estribo-pico, empleado por Chavin, a menudo tallado antes de decorarlas, pero también las cerámicas representativas.

La cultura de Paracas

La región sur central fue la cuna de la cultura Paracas durante el año 600 – 175d.C. Esta cultura estaba formada por ganaderos esencialmente basados en la irrigación de los valles de los desiertos. Los canales subterráneos y los agujeros aéreos se utilizan hasta la actualidad. Paracas construyó complejos grandes a base de ladrillo y de barro pero con el paso del tiempo se han ido desgastando. Esta cultura es principalmente conocida por su destilería, cerámicas y la forma como enterraban a sus muertos. [Mas información aquí.]

Éstas se conservan por la sequedad del desierto de Ica, las tumbas fueron creadas por medio de la excavación de un agujero en la arena y luego procedían a bajar el cuerpo dentro de un cesto. La mayoría de cuerpos eran envueltos con fardos funerarios que se conservan en perfectas condiciones. Además, se encuentran ofrendas de comida, cerámicas y animales domésticos con los cuerpos; como las cabezas de trofeos.

Los cuerpos no sólo son notables por el estado de preservación, sino que también por la deformación craneana, la que practicaban en los niños, hasta deformarles el cráneo, lo que era símbolo de estatus social. Pueden verse ejemplos de estos cráneos en el museo de Ica.

Las Trepanaciones de Cráneos

Dichas operaciones se trataba de extraer el fluido cerebroespinal a través de las trepanaciones craneanas. Se puede observar que algunos cráneos tenían diez agujeros, cortados probablemente con herramientas de piedra, es posible estimar que después de la regeneración del hueso las personas sobrevivían durante décadas con los agujeros abiertos en sus cabezas.

Las Cerámicas de Paracas

Estas fueron influenciadas por las de la cultura Chavin, pero de forma policromada en donde se representaban temas marinos, aves y demás aspectos de la naturaleza. La mayoría tiene un fondo negro, mientras que la producción debió de haber sido prodigiosa, como las grandes áreas del desierto en donde se esparcen muchos fragmentos de esto.

Los Textiles

Una de las cualidades de la cultura Paracas es que sus textiles eran bordados y no tejidos, fue por esa razón que se dedicó mayor cantidad de trabajo para recuperar los mantos que eran de gran importancia social. Los motivos tienden o ser lineales o en forma de bloques utilizando en la mayoría de casos sólo cuatro colores, aplicaban también estas figuras encima de una tela tejida coloreada. Mucha parte del trabajo consistía en líneas, bordes y la ornamentación de la esquina, pero los temas naturales (aunque, raramente cualquier imagen marítima) se agrega a esto. Una figura importante en la religión Paracas era el Dios Grande. Estos tejidos tienen una apariencia formal y no difieren de un horizonte de tiempo a otro.

Cabe mencionar que bloqueaban las imágenes que tenían muchos colores ya que debía de guardar cierto rendimiento creativo hacía los individuos. Ellos radicalmente cambian de sitio a sitio. Las figuras humanas estilizadas a menudo son de formas exageradas. La mayoría no lleva la imagen de una sociedad feliz, sino de figuras alocadas y llevando la impotencia quizás es el resultado de la deformación de la cabeza.

En el área marítima norteña alrededor de Piura y Tumbes se desarrollaron los Vicús, quienes realizaban labores de cultivo (200-600 d.C.), su situación geográfica significó la influencia para las culturas del Ecuador. Con el paso del tiempo la cultura Vicús se vio opacada por los Moches.

La Cultura Moche

Esta es considerada por su arduo trabajo metalúrgico, mientras mostraban sus avances con animales y figuras humanas. Sus cerámicas tendieron a tener una representación formal.

Los Moche fueron una de las primeras culturas teocráticas durante la conquista del Perú. Centrada en el valle de Lambayeque, ellos desarrollaron una economía costera basada en el cultivo y la pesca. Esto, sin embargo, se complementó con la conquista, durante los años 100-700d.C., del imperio que ocupo la costa norte central, alrededor de 500 kilómetros. Muchas culturas aceptaron sus normas y estaban impresionados por ésta cultura.

La agricultura empezó a aprovecharse al máximo así como la irrigación en los valles costeros en donde cientos de kilómetros de canales fueron excavados. Los canales modernos sólo están empezando ahora a reaprovechar la tierra que utilizaron los Moches. Cultivaban maíz, así como palta, guisantes y frijoles; se han recuperado calabazas y semillas de las paltas. Tanto los patos, cuyes y perros eran utilizados como alimentos por su carne. Se cazaban las focas, y una gama amplia de mariscos empleando por los caballitos de totoras; los que aun pueden verse en la región hasta el día de hoy.

Ellos eran los grandes constructores, trabajaban con ladrillos de arcilla que eran secados por los rayos del sol, estampando cada ladrillo con una señal que indicaba quien lo había hecho. Las pirámides que ellos construyeron podrían medir 75m de alto. Ésta era una sociedad jerárquica, con nobles, artesanos, obreros, sirvientes y una población de esclavos grandes. Los guerreros eran muy famosos en las cerámicas y otros artefactos. Las autoridades vivían más cerca a las pirámides, y las cerámicas los muestran finamente vestidos, luego continuaban las otras clases sociales. Las ruinas del Sr de Sipán guardaba la tumba de un noble, quién puede verse ahora en un museo dedicado exclusivamente a este hallazgo y bastante moderno.

Las cerámicas de los Moches así como sus pinturas eran de gran reconocimiento por el esfuerzo realizado durante su elaboración. Los vasos eran a menudo esculturales así como utilitarios. Las pinturas muestran escenas de vida, como también muestran amputaciones quirúrgicas, capturas de prisioneros desnudos, objetos sexuales gráficos en las pinturas de la joyería, tejidos y artículos de lujo. Las ollas de retrato, mostraban a los individuos reconocibles, de manera individualista. El papel de estas cerámicas en la sociedad era aparecer, tanto como ceremoniales, así como, como prácticas. Las imágenes representaban la palabra escrita partiendo de problemas de poder y jerarquía.

La religion de los Moche

Nosotros sabemos poco acerca de la religión Moche, como es que se reemplazó el culto al jaguar de la cultura Chavin por un sistema organizado que usaba el sacrificio humano, la mutilación de prisioneros y los levantamientos de los miembros del statu quo social. Hay motivos frecuentes que muestran estas entidades sobrenaturales pero ninguno que implica la colaboración entre éstos. Se esperaba que guerreros Moche compitieran en las batallas del ritual, en donde el perdedor era sanguinariamente castigado, es decir le cortaban la garganta en donde se le colocaba un tubo para que se derrame la sangre en los recipientes. Esto se puede haber relacionado a una evocación a las lluvias, pero la evidencia es escasa. Nosotros sabemos que el perdedor en uno de estos rituales perdía la batalla cuando el ganador sacaba su sombrero ceremonial fuera de su cabeza.

Los arqueólogos dividen la cultura Moche en cuatro períodos. El primero es artísticamente derivativo. El período de 300-600a.C. donde se proporcionaban los trabajos más finos, dividido en Moche II y III (aunque los últimos cientos de años del imperio fueron marcados por el declive artístico). La cultura también trabajó con el metal, los textiles y la madera, pero cantidades limitadas de estos artefactos sobrevivieron el clima húmedo que había en ese entonces. Los objetos de metal eran utilizados solo por los grandes personajes del estado. El declive Moche fue súbito, y la evidencia de la investigación manifiesta que en el cambio del clima es en donde se sugiere que los habitantes de las costas se cambiaron a otra región por un período de un siglo. Esto habría sido precipitado por décadas de lluvias fuertes (peligroso en un ambiente de desierto, con una sequía prolongada en la región montañosa), por lo que limitó la carrera del desarrollo. La cultura Moche se dio de forma aislada fuera de las comunidades a lo largo del Río Jequetepequete que los visitantes pueden seguir cuando se dirigen hacia Cajamarca. Esta cultura fue conquistada por la cultura Huari. [Mas aquí.]

El declive eventual de la cultura Huari dejó un vacío, mientras que Chímu iba evolucionando de los remanentes que habían dejado los Moche, llenando este hueco en el norte por la cultura de Lima en el territorio costero. El norte central apoyó a la cultura Recuay, que se desarrolló en el corazón de la cultura Chavin. Esto duró hasta el principio de la era cristiana a alrededor de 650 d.C.

Dicha civilización tenia una sociedad jerárquica, vivían en complejos fortificados (se relaciona estrechamente con el dios de Kuelap en la ceja de la selva). La fortaleza de Kuellap en Chachapoyas tenía una extensión de 30m de alto en sus ruinas. Ruinas que merecen la pena ser visitadas

Mientras tanto la cerámica de Recuay es muy compleja, delgada, hecho de una pasta de caolín blanca. Las decoraciones son de forma simétrica, geométrica y embellecida con temas naturales, humanos y espirituales. La decoración fue una tradición de la cultura Chavin que trabajaban con piedras, mientras producían placas y esculturas independientes.

Al Norte del Perú se desarrollo el imperio Moche que lucho por eliminar a la cultura de Lima, (200-600 d.C.), se enfocaron en dos ríos importantes, Rímac y Lurin. Sus templos se desarrollaron a base de ladrillo, sus grandes centros ceremoniales se pueden apreciar en la propia Lima, como en el caso de la huaca (pirámide), de Maranga, la que es la más importante de todas, pese a que se encuentra ubicada en un sitio que coresponde a la cultura Pachacamac, la que soportó esta posición para la religión durante 1000 años. La cultura Lima usó las cerámicas bastante derivativas, aunque fue influenciada por la cultura Paracas. Esto se embelleció con colores fuertes en los distintos gráficos como peces y serpientes con dos cabezas.

La cultura Nazca

La cultura Nazca se desarrolló a través de la influencia de Paracas, y sobrevivió durante los años 200-600 d.C., cabe resaltar que no era una entidad política sino por el contrario sus actividades principales se basaban en la pesca y la agricultura. Sus estructuras en la mayoría de casos están hechas de adobe. Los grandes hallazgos más importantes son los gráficos que se encuentran en la superficie del desierto. (Las piedras adquieren un "barniz del desierto" castaño cuando se encuentra expuesto al viento y al sol, ante cualquier movimiento por más ligero que sea).

Éstos son polígonos principalmente abstractos, líneas y rectángulos. La teoría dice que sus pobladores pensaban imitar el derramamiento de los ríos de la estación, así mismo las lluvias era llamadas para irrigar esta zona. Algunas alineaciones, particularmente de figuras geométricas, siguen los acuíferos estrechamente. Algunos caminos pueden haber dirigido a lugares importantes, como pequeñas colina, sin embargo otros de ellos son figurativos, o despliegan formas lisas como escaleras de caracol o como zigzag.

Se piensa que éstos eran laberintos para los miles de devotos que existían, mientras que a la vez representan un concepto sagrado animal ante lo cual sus propios devotos caminaron por estos lugares orando. En la verdad, nosotros no tenemos ninguna idea real lo para que éstos eran o por qué las personas realizaron enormes esfuerzos para construirlos.

Nazca es conocida por sus grandiosas cerámicas que se caracterizaron por el uso de trece colores así como en la fabricación de vasos delgados y regulares. Los temas mostrados son principalmente relacionados con la naturaleza, con las aves, con la pesca y con motivos muy cotidianos.

La cultura Huari

La cultura Huari o Warí (600-850 d.C.) se desarrolló en las montañas en la parte sur oriental, en donde tuvo una influencia enorme. Su centro administrativo norteño quedaba a 700km de Huari, por Wiracochapampa, aunque su otro centro al sur se encontraba a 300km en dirección opuesta a Pikillaqta. Tenía una burocracia formal, en donde predominaba la colección de impuesto y tenían un ejército de pie. Desarrolló un complejo de caminos para poder manejar sus dominios. El Tahuantinsuyu inca tomó a la cultura Huarí después como un modelo para su imperio en vías de desarrollo después de cientos de años. [Mas aquí.]

El centro de la cultura era la ciudad de Huarí, cerca de Ayacucho contemporáneo. Ésta era una ciudad sustancial ya que las ruinas cubren una área de alrededor de doce kilómetros cuadrados. Las capitales regionales también han dejado ruinas macizas que se pueden visitar. Las cultura mostraron influencias en las ruinas de Tiahuanaco, Bolivia, Moche y Nazca (como el hecho de dibujar animales en la parte baja del desierto).

El declive de los Huarí es, como la mayoría de los eventos en Perú pre incaico, inexplicado. Fue algo súbito, dejando su capital en forma intempestiva y sin explicación alguna. El vacío de los Huarí creó a los Chankas en la sierra, la cultura Chímu en la costa Norteña y la cultura Chancay.

Como los Moche y los Huarí se rechazó la idea de que una cultura costera, se habria desarrollado alrededor de Lambayeque, conocido como Sicán. Esto fue durante los años 700-1375 d.C. La cultura absorbió las influencias de las culturas y las sintetizó.

Eran particularmente reconocidos por el trabajo en metal que realizaban, incluyendo que ellos fueron los primeros en utilizar el bronce y el bronce dorado. Existen cuchillos ceremoniales o Tumi, máscaras y joyería, los que están entre todos los objetos recuperados. Se decoraron tumbas y edificios con las placas de metal, como mobiliario, herramientas y ataúdes. Las cerámicas de Sicán eran hechas de un molde y decoradas, cortadas y pegadas cuando se encontraban húmedas, la mayoría era monocromática.

La cultura de los Chimu

Sicán se vio rodeada de una nueva cultura, la de los Chímu durante 850-1450 d.C., esto se desarrolló alrededor de la actual ciudad de Trujillo dónde actualmente su capital son las ruinas de Chan Chan, en el valle de Moche. Las ruinas de adobe se extienden a veinte kilómetros cuadrados y se les considera como la ciudadela de barro más grande del mundo.

La cultura Chímu fue evolucionando al igual que la cultura Moche y Huarí. Chímu tenía una forma mucho más pacífica y flexible ante los desafíos hasta que en algunos momentos llegaban a agobiar al propio inca. Su capital, Chan Chan ("Sol del Sol”) queda a 30 kilómetros cerca de Trujillo.

Ellos eran comerciantes tanto como constructores de su imperio. Su dominio era de 100 kilómetros de la costa de Perú, pero sus naves comerciaban con Chile, Ecuador y quizás otras áreas del norte. Los Chímu entraron en contacto con la cultura Sicán. Chímu coexistió durante algún tiempo con los incas, pero se desligó de esa forma de gobierno en 1450 d.C. [Mas aquí.]

Las cerámicas de Chímu eran basadas en moldes y en varios componentes, utilizaban colores oscuros, pero por otra parte comparte muchos de los rasgos con los Moche.

Los Sicán trabajaban con el metal, basados en artículos de plata, oro, bronce y cobre finamente realizados, también fabricaban estampados con un alto nivel de perfección. Los textiles eran de lana y algodón, con varios adornos decorativos, como huesos, plumas y artículos de metal.

La otra sede del imperio Moche había estado ocupada por la cultura Lima, la que había sido conquistada por los Huarí y por lo que habían liberado a sus propios pobladores después de su derrumbe. La sociedad de los Chancay (1200-1450 D.C.), se extendió por el norte en medio de la costa. Chímu invirtió esta expansión y conquistó Chancay.

Cantidades relativamente grandes de textiles de Chancay han sobrevivido y comprendían bordados, tejidos, pintados y gasas. Éstos eran a menudo figuras y caras de muñecas. Se han interpretado con colores sutiles y con dibujos de aves amarillas y la diosa de la luna.

Los extensos cementerios en el área de Ancón demuestran una cosecha rica en cuanto a cerámicas. Éstas se encuentran a 3 metros de profundidad, ofreciendo sitios de entierro comunales. Normalmente se encuentran cuarenta o cincuenta jarros en las tumbas. Las cerámicas eran normalmente de color negro encima de una tierra blanca, en donde amoldaban para darle la forma con las manos. Los cántaros delgados son comunes, en forma de huevo. Ellos generalmente son más grandes que las demás cerámicas de Perú. Los retratos eran figuras humanas con brazos levantados, "cuchimilcos" (es hecho de arcilla sólida decorada con motivos geométricos).

La cultura Inca duró durante un tiempo relativamente corto y sus remanentes son pocos. La conquista española llevó a cabo la destrucción física de muchos de sus obras pero los principales son los lugares arquitectónicos. [Hay mucho más de los incas y de la conquista aquí.]