El Pueblo y La Sociedad Del Perú

El Pueblo y La Sociedad Del Perú

Esta sección le dará una idea más clara de la sociedad Peruana. Los asuntos políticos y económicos se tratarán en otra sección, así como la historia del país. Cerca de 27 millones de personas viven en Perú, la tercera parte de ellos son menores de 14 años de edad. El promedio de vida es hasta los 70 años.

A pesar del enorme tamaño del país, la mayor parte de la población vive en ciudades y pueblos distribuidos a lo largo de la franja costera. Tres cuartos de la población vive en ciudades. Las personas que viven en la capital no son tan pobres como las que viven en los pueblos abandonados y olvidados, teniendo muchas carencias. Es por esta razón en particular que, la tasa de mortalidad es alta en los niños que no tienen acceso a las comunicaciones. Un cuarto de las mujeres que viven en el país, no poseen educación (contra el 5% de mujeres en las ciudades), solo un quinto de casas rurales tienen acceso a electricidad. Contra la instalación de este servicio en las ciudades.

Además, la pobreza está esparcida en el campo siendo más notoria en los pueblos. La desnutrición es todavía una causa de muerte, alrededor de un cuarto de familias urbanas carecen de desagüe o de cualquier acceso que les permita tener agua segura.

El Perú es un país que se encuentra recién en una etapa de desarrollo en cuanto a su industrialización, existen muchos países que poseen menos recursos, pero no están desarrollados económicamente. La pobreza rural permite observar las condiciones en que viven los pueblos, en las zonas urbanas no es tan devastadora. Millones de personas aproximadamente se han visto en la necesidad de emigrar a otros pueblos y ciudades de la costa. La sección que describe la economía de Perú, indica que en el contexto de otros países pasa por una etapa similar. Así mismo podemos señalar que no esta peor ni mejor que sus iguales. Sin embargo, los visitantes pueden equivocarse al pensar que esta situación alegra a las personas, mientras en las ciudades las cosas son diferentes. La realidad es exactamente diferente.

Las divisiones claves de la sociedad Peruana son las clases sociales y las etnias. La religión no es una fuente de división en Perú. El catolicismo domina la religión formal, aunque alrededor del 5% de la población son protestantes o pertenecen a otras religiones. Las prácticas religiosas de las personas que viven en los pueblos se confunden en cuanto al catolicismo y siempre tienen su etnia muy bien distinguida.

Diversidad Etnica

Perú tiene una sociedad relativamente homogénea. La mayoría de la población huye de sus ancestros y usos autóctonos, cabe destacar que hay muchas personas que poseen descendencia Española. Menos de la mitad de la población tienen rasgos indígenas, cerca de un tercio son mestizos (cruce de indígenas con Españoles) y un sexto de la población tiene descendencia europea directa. Hay una pequeña pero influyente población asiática, responsable de la importación y el comercio, especialmente la horticultura en Lima, para la cocina china, denominada chifa en el Perú.

Los mestizos tienen tres tipos de poblaciones, que viven en las alturas de los andes, los que hablan Quechua, los que hablan Aymará, el que se utiliza más al sur del país y por último los que pertenecen a una clasificación geográfica dentro de una etnia homogénea, algunos de éstos hablan Aymará. Un geólogo que trabajaba en la selva profunda en 1981 necesitó a dos traductores para poder comunicarse con la gente de ese lugar, ya que todos hablaban únicamente aymará. En la ciudad, este geólogo y su loro fueron presentados, el señor le hizo una pregunta al animal a lo cual este respondió "Lady Diana". Aislamiento no siempre significa estar desconectado de la realidad.

Las personas que habitan en las montañas pueden vivir bien, suelen trabajar sobre los 4000m, las poblaciones peruanas han permanecido en las alturas desde hace más de 10.000 años. La adaptación física a vivir en este sitio, es semejante a las condiciones del Tibet y del Himalaya. La estatura de los pobladores tiende a ser rellena, y las costillas se ensanchan con la finalidad de aumentar la capacidad pulmonar. Es también usual que el tamaño del corazón sea más grande por la presión que realiza para dilatarse. El aparato circulatorio tiende a ser por lo menos 25% más fuerte, en comparación a las demás personas y la sangre es rica en glóbulos rojos. Además, sin embargo, estas personas utilizan la hoja de la planta de coca y estimulan aún más su fisiología. Lamentablemente los efectos de sus principios activos, se han esparcido a través del país.

El uso de coca juega un papel importante tanto en las comunidades Andinas como en la medicina, ya que se utiliza como una sustancia y como parte de la vida económica y social. Las investigaciones han mostrado su uso ayuda al cuerpo a digerir el nivel alto de carbohidratos, que se encuentran en alimentos altos en fibra, que caracterizan la dieta Andina. Cuando se mastica la hoja de coca, esta se va diluyendo con la saliva. Los efectos del narcótico deben tenerse en cuenta tanto cuando se consume de esta manera o cuando se prueba en un cóctel, lo que permite la digestión más rápida de los alimentos.

La palabra 'Indio' fue aplicada originalmente para describir a las personas indígenas. Después de la conquista Española, adquirió un significado agudamente negativo. El gobierno esta trabajando para popularizar y sustituir la palabra 'campesino' y así poderle dar un trato mucho más respetuoso. Este es un término con menos contexto étnico, el que es aplicable a las personas que viven en las ciudades o el campo a quienes tienen menos educación y medios. Puede entablar una comunicación amena con los campesinos, dirigiéndote a ellos como amigo, ya que este es un término más amistoso, que permite entrar en confianza.

Es importante observar que los mestizos campesinos  piensen ser muy diferentes de los etnias americanos nativos. Éstos son vistos generalmente como diferentes, horrendos y con frecuencia irracionales, sucios y no son confiables - mucho como consideran a cualquier grupo étnico como de menor nivel social. La gente de los Andes ve a los pobres costeños como toscos, individualistas y entrometidos. Los dos grupos se consideran muy separados y marcan esto en el vestido, el idioma y redes sociales. Esto sigue siendo común y de aplicación informal, con respecto a la separación del mestizo, que tiene una mejor posición económica y política en todos los establecimientos formales. Fuera de sus dominios, por lo menos, se ha esperado que los indígenas étnicos difieran del mestizo, llevar pocos asientos en el transporte público y en general de aspecto más humilde. Esto, por supuesto, está cambiando hacia horizontes más amplios. Discutiremos de los mestizos mas adelante.

Los Inhabitantes De Los Andes

Los grupos conformados por los Quechua hablantes se autodenominan runakuna y los mestizos como mistikuna, siendo un término descortés. Estas tensiones y otras injusticias sociales fomentaron la aparición de un grupo terrorista, conocido como Sendero Luminoso en la década de los 80, mostrado en la sección historia.

Arrance Por favor haga un click en los controles para escuchar un pequeño fragmento de una conversación en Quechua.
Pare

La condición de autoprotección en las personas de los Andes es inherente a sus múltiples experiencias del pasado. Una serie de culturas andinas muy antiguas, se sintieron desplazadas y abandonadas, lo que genero el uso de ideas como la represión y privilegio de elites. El régimen Inca era tranquilo, a condición de que se estuviera de acuerdo con el gobierno. En comparación con regímenes anteriores, parece que una aristocracia gobernó en el pasado con puño de hierro. Las reglas de conducta y las relaciones de familia se dictaron de forma obligatoria lo que produjo posteriormente su ruina. [Más información en la sección de historia].

Esta sociedad mantuvo durante toda su historia, mucha dignidad y solidaridad. La conquista española substituyó esto por la explotación por los extranjeros. Las creencias religiosas fueron eliminadas, las relaciones tradicionales fueron rotas y todas las creencias desterradas.

Los conquistadores del Perú se inclinaron a ver a la población local como explotable, en relación a la riqueza mineral del terreno. La Iglesia y la Corona dictaron las leyes y normas necesarias para manejar con más cuidado estos aspectos, pero estas nunca se cumplieron ni fueron respetadas. Se debe recordar que el poder y el status eran muy importantes para la cultura Española del tiempo y dada la abundancia y la población india nativa subyugada se presentó una oportunidad de adquirir ambas cosas. Funcionarios del régimen colonial pagaban por sus cargos en el virreinato, por lo que esperaban para recuperar su inversión en dinero y poder. Los encomenderos y corregidores llevaron a cabo un abusivo y absoluto dominio sobre el segmento de la población indígena que se encontraba en su área de influencia.

La independencia del Perú eliminó las limitaciones que estos tenían con el dominio Español. Las áreas y las comunidades tradicionales legalmente protegidos fueron puestos de lado con el crecimiento del latifundismo. Las personas fueron hundidas en una profunda "esclavitud de deudas", tales personas fueron obligadas a usar ropas hechas en casa, con un estilo definido por el hacendado. Debían a la hacienda el trabajo de tres días de la semana, recibiendo a cambio un pequeño estipendio y los derechos sobre algunas tierras. Les pagaban algunos centavos por día y les daban una ración de alcohol y de coca. Los “peones” podían ser destinados a hacer cualquier trabajo, según el capricho del encargado de la hacienda y se podían arrendar a otros dueños de haciendas como trabajadores.

El encargado de la hacienda tenía facultades absolutas sobre los peones y los podía golpear, encarcelar o ejecutar. A ellos no se les permitía salir de los terrenos de la hacienda u organizar cualquier actividad del grupo, por más inofensivas que sean. La hacienda tenía siempre una capilla o una iglesia, en las que se llevaba a cabo las ceremonias importantes que definían las etapas de la vida. Por lo tanto, la iglesia manejó esos aspectos de la vida de los peones, algo que no hicieron con violencia y amenazas. El sistema fue aceptado hasta que fue suprimido por la reforma agraria de 1969.

El sistema como lo describimos era común en las serranías y lugares lejanos. Las haciendas costeras eran de gente más comercial y contaban con personas de mayores y mejores habilidades y conocimientos. La vivienda era mejor, los derechos de movimientos mayores y la educación mejor. La movilidad económica condujo a muchos peones a que ascendieran a la clase de mestizo.

Se supone que los peones que trabajan en una hacienda sentian que la vida afuera de esta era peor. Incluso demostraban lealtad al dueño y un cierto orgullo de pertenecer a esa hacienda en solidaridad. Se estima que a los indígenas americanos se les enseñaba a guardar un perfil bajo, ser obedientes, serviles y tradicionalistas. Evitaban y aun lo hacen en la modernidad a los extranjeros. La vida interior del runakuna se ha desarrollado mediante las leyendas. Las figuras de vampiro que asesina o se come a los indígenas son observados con vestimenta blanca, los mestizos poderosos, eran conocidos como pishtakos. Esta es una cultura reservada, que expresa sus sentimientos a personas de sus mismas condiciones. Es también imprevisible y ocasionalmente violenta con quienes ingresan inesperadamente en actos o ceremonias privadas. Se aferran a sus costumbres de vestido, así como de conducta, misticismo, relaciones y tradiciones que se siguen conservando, todo esto forma las características inalienables que puede encontrarse en un mundo hostil.

La generación pasada ha podido vivir en carne propia los tres principales cambios mayores que perturbaron la tranquilidad del Perú. El primer cambio fue la reforma agraria de 1969, en dónde un gobierno instalado por el ejército transfirió las haciendas a los trabajadores, el segundo cambio fue la migración de los jóvenes a las ciudades y el tercer cambio fueron los estragos generados por los movimientos terroristas de Sendero Luminoso y el Movimiento revolucionario Tupac Amaru.

Muchos movimientos terroristas justifican sus acciones utilizando el nombre de los pobres y es ciertamente el caso de los pobladores oriundos de los Andes, quienes tenían muchas razones que les impedían contar con los servicios básicos y estaban en total abandono por parte del estado. Sin embargo, como muchos movimientos subversivos, la dinámica que impulso el movimiento vino de intelectuales de las clases más oprimidas, de pobladores de las ciudades y de otros comuneros lideres de opinión. Muchos campesinos de la montaña simpatizaban con el movimiento, pero la mayoría no estaban de acuerdo y fueron los más castigados, encontrándose entre la violencia de Sendero Luminoso y la violencia de las fuerzas armadas. A Sendero Luminoso, en si mismo, lo revisamos en otra parte.

Otra razón del cambio fueron las amenazas que  recibían las instituciones y las comunidades campesinas. La vida de la comunidad era muy dependiente de trabajo comunitario, es decir el trabajo en grupo y a los sistemas de trabajo (la minka y el ayni). La minka creaba las obligaciones mutuas que ataban a toda una comunidad o un pueblo en conjunto, de esta labor se encargaba una familia que trabajaba con la aprobación de la familia anfitriona. Los beneficiarios proporcionaban entretenimiento como la música, las bebidas y cantidades de alimentos tradicionales. El sistema de ayni permitía a las familias solicitar el trabajo de otros en períodos, a cambio de que ellos trabajaran en otros momentos. Ninguno de los dos sistemas de trabajo comunitario lo hacían tan bien como el de pago con dinero; la gente se emborrachaba durante la minka, por lo que en épocas modernas se está tratando de eliminar este sistema. El alcohol es un problema genérico para los campesinos, pues por razones genéticas derivadas de las poblaciones antepasadas en Asia, los que comparten problemas equivalentes.

Las aldeas de los Andes son en gran parte autónomas y auto protegidas, siempre bajo los auspicios regionales y nacionales del gobierno Peruano. Los líderes de las comunidades son elegidos siguiendo un complicado sistema en el que se toma como base la reputación del candidato, así como la probidad, el honor y el prestigio que se van acumulando en el tiempo. Las tareas administrativas traen consigo el arbitraje de disputas, producidas por algún malentendido de acontecimientos tales como matrimonios, planificación de, limites aspectos domésticos y fiestas; esto último es especialmente complicado, ya que la realización de un acontecimiento a menudo se logra en base a un costo, el que requiere una suma de dinero considerable.

La búsqueda del organizador es una oportunidad para que el varayoq, quien buscaba traducir su riqueza en una posición social. Las autoridades elegidas en la mayoría de casos vestían indumentaria muy bien elaborada, así como, los adornos personales hechos de madera tropical y engalanado con ornamentos de plata. El papel de la iglesia se ejercía a través del varayoq, ya que ésta era el encargado de cuidar la moral de la comunidad, esto fue una tradición duradera desde la época Incaica, en dónde los ayllus mostraban ciertas actitudes rebeldes, cuando se descubría un adulterio, en el que la sanción podía ser que la persona fuera colgada del cabello y apedreados a muerte e incluso faltas menores contra las normas eran castigadas con excesivo rigor.

Las comunidades andinas tienden a tomar la ley por sus propias manos cuando las autoridades hacen caso omiso a sus pedidos o quejas. El Callejón de Huaylas empezó el trabajo de una planta hidroeléctrica, reclamando para que las aguas de las lagunas desemboquen aquí durante la temporada seca. Sin embargo los pobladores locales se mostraron en contra y argumentaron que esas aguas las necesitaban para la irrigación, lo que no fue tomado en cuenta ya que esta era una decisión de carácter presidencial. El trabajo siguió adelante, pero la dinamita fue robada y utilizada para explotar en cada compuerta en una sola noche. Las minas también han aprendido que la contaminación, el agotamiento de los recursos, las prácticas de trabajo injusto y otros hechos similares darán como resultado la destrucción de puentes y otras construcciones. La sierra alberga a comunidades que están dentro de Perú, pero no siempre atendidos por el estado.

Cuando la reforma agraria empezó, el 75% de las tierras se encontraban en poder del 1.3% de los dueños de la tierra; los pequeños agricultores eran más del 96% con títulos, los que sostenían alrededor del 8% de los que permanecían. Hoy, alrededor del 30% de la población de los Andes vive en cooperativas, y éstos controlan dos terceras partes de la tierra. Ésta no es siempre la mejor tierra, sin embargo las cooperativas se asientan en la puna central, en dónde el suelo es muy delgado. Los cambios políticos recientes, están poniendo interés en los derechos de los propietarios y abusos cometidos años anteriores. Las cooperativas pueden ser excluidas y la tierra entonces será asignada a dueños individuales, en dónde han venido trabajando, lo que ha generado un claro aumento en la inversión.

Hay otras formas de autoridad en los Andes. La reforma agraria creó una serie de entidades que tienen calidad de autogestionarias y que los viajeros encontrarán señaladas en el camino. Las SAIS (Sociedad Agrícola de Interés Social) y los EPS (Empresas de Propiedad Social), ambas son empresas cooperativas, actuando a nombre de sus comunidades. Cuenta con sus comités, debajo de un presidente, administrativos y del consejo de vigilancia, las que colisionan en algunas veces en forma directa con sus límites políticos y el policía del país. La controversia aún no se ha resuelto. En el caso de que suceden dificultades asegúrese de que lado estaría usted. Además, hay milicias llamadas Rondas Campesinas; quienes actuaban para controlar el hurto agrícola, desde los primeros días del cooperativismo, ya que era más fácil robar los cultivos y las cosechas de un vecino que cultivar las propias. Tales patrullas tomaron entre el 30 al 50% de la mano de obra entera de muchas cooperativas, en la costa, en dónde robar el algodón llegó a ser una epidemia. El incremento de las acciones de Sendero Luminoso transformó a éstos en las fuerzas de las denominadas autodefensas, mintiendo en algunas ocasiones para ganarse " el corazón de la gente". ('Como la trombosis coronaria', de un conocido.) Los campesinos de los rondas hacen cumplir la moralidad así como la autodefensa, y aspiran al papel del varayoq de la comunidad. Se sospecha que también estén implicados en el tráfico de drogas. Cerca de la frontera boliviana ellos están implicados en el contrabando y la falsificación, particularmente en mercancías de alto valor.

La vida en los Andes funciona en tres niveles de alejamiento. Las familias más fuertes viven en el aislamiento de la puna, enviando a sus niños a la escuela cuando pueden. Es típico darles a los niños sus propias ovejas, para que las aumenten y que puedan aprender a financiar eventualmente su educación. El ganado es una cuestión de vida. Los niños jóvenes desde los ocho años pueden comenzar a aprender técnicas de tauromaquia y la mayoría son jinetes expertos desde que tiene cuatro o cinco años. Su idea de una invitación es un pedazo de fruta traído de un mercado local. La mayoría tienen que salir del hogar a los nueve o diez años si desean acceder a la educación secundaria.

Las familias más asentadas viven en aldeas remotas, la mayoría de estas ahora se encuentran conectadas con el mundo exterior a través de la televisión y el teléfono, cabe mencionar que el aseo y la atención médica llega junto con los sistemas formales de la democracia. La mayoría tendrá un buen nivel de enseñanza secundaria. Típicamente, las familias saldrán de sus comunidades y parcelas de tierra por la tarde para sentarse en la Plaza de Armas, vestido con sus trajes típicos. Los festivales reúnen enormes muchedumbres.

Las comunidades alternadamente tratan con las ciudades principales, tales como la capital del distrito. Las reuniones y festivales regulares se hacen, a menudo, en las fechas de un Santo (fiesta patronal), para atender mercados regulares se realizan las ferias, las que se especializan en productos particulares asignados a los días del sistema de la semana, como: frutas el lunes, ganado el martes y así sucesivamente. Los enormes camiones vienen desde la costa a comprar en estos acontecimientos, que son pintorescos e intensamente comerciales. Uno puede ver grandes cantidades de pollos bebé, cuyes y cantidades enteras de papas y diversos productos locales.

Los ancestros de los Aymaras desarrollaron la técnica del ayllu, que hasta hoy en día se utiliza como forma de vida. Los grupos estaban comprendidos entre 50-100 personas todos ellos deben ser parientes cercanos de sangre o vecinos. Estas súper-familias son la unidad primaria de su sociedad é identidad, más allá de la familia propia o la nación. Un pueblo consistía en varios ayllus, cada uno con su propia estructura administrativa, sistema de bienestar y sistema del trabajo compartido. El ayllu no era una comunidad abstracta porque tenía todos sus principios y organización muy bien definidos.

El modelo de arrendamiento de la tierra formalizado por los Incas le debe mucho a antiguas tradiciones, las que tenían ciertas reglas fijas y también discreción considerable, basadas en el valor del individuo en la comunidad. Por lo menos algo de esto sobrevive en las áreas más alejadas y cuando el inquilino de las tierras comunales muere, las tierras que él o ella habían ocupado se devuelven a la comunidad. Algunas comunidades alejadas todavía practican la tradición inca, la que estila asignarle una porción particular de tierra. Cuando una familia se agrega otra parcela es entregada y así por el nacimiento de cada niño. Esta práctica escasa una vez fue universal y permitió a las comunidades mantenerse organizadas. Tal práctica produce gran energía en la comunidad, pues la calidad de esta tierra está lejos de ser uniforme. Los elementos del ayllu trabajan y se les recompensa a los que actúan con interés a favor de la comunidad.

Este sistema de interacción mantiene a la aldea apartada del mundo exterior. Mantienen a la gente de los Andes alrededor de su comunidad, en dónde una aldea puede contener a varias comunidades de ayllus, las que se suman hasta hacerse más grandes. Hay también un sentido intenso de la identidad regional, en el sentido de quien daña a la comunidad se convierte en el indeseable de sus vecinos. Por otra parte, hemos mencionado las implicancias de esto para los visitantes. Si no son bien manejados esto pueden ser negativo, pero pueden también ser relaciones intensamente positivos. Generalmente, las comunidades del norte son las más accesibles mientras que las del sur son los menos manejables.

Hay una norma que establece un balance entre los géneros. Mientras los hombres manejaban todo lo relacionado con la producción de la vida, las mujeres se dedicaban a comerciar y comprar. La identidad dentro de las comunidades tanto para hombres y mujeres de una misma casa era percibida como un género o grupo. Es juzgada una conducta apropiada, y actúa también para corregir cuando se considera como un mal comportamiento. Hay, por lo tanto, un sentido normativo fuerte en cuanto a cómo deben ser hechas las cosas y qué constituye una conducta apropiada. Las sanciones incluyen el trabajo en la comunidad, reparando los caminos o la reparación de estos. Los castigos también incluyen golpes y peores castigos comunales. Las uniones todavía son arregladas (a menudo, los padres de los dos niños involucrados conversan) hasta que se concrete la unión. (Esta costumbre se esta olvidando pero aun se observa en lo más aislado de los Andes y esta extinguido en ciudades importantes).

Aquí una típica fábula Quechua para ilustrar dichas actitudes:

Había una vez dos cuyes gordos y dos cuyes delgados. Los gordas se reían de los delgados, por su pequeño cuerpo y piernas pequeñas y de estos, pero fue en ese momento que la familia del dueño de la tierra vino a visitar y dijeron: “Debemos comer un buen cuy ", entonces procedieron a matar a los cuyes gordos para dicho plato, por lo que las cuyes delgados se burlaron y siguieron viviendo.

Las creencias religiosas están capturadas por Catolicismo, pero está lejos de tener el contenido doctrinario. El catolicismo Andino esta intensamente influenciado por el sincretismo, contando con creencias e imágenes nativas bajo la forma católica. Un ejemplo de esto es la Virgen de la Puerta, que recuerda un espíritu o apu, dios o diosa menor del lugar, el que existe en un plano espiritual, pero que ahora está asumiendo el aspecto de la Virgen Maria. Muchas prácticas locales se continúan, particularmente en el aspecto de la fertilidad, de las lluvias y de curarse de enfermedades. Nada de esto es obvio para un turista mal informado. (Vea aquí para más en la religión).

Según lo discutido la tierra fértil de la sierra esta organizada en cooperativas, así como, pequeñas parcelas ocupadas por el dueño y alguna tierra de pasto común en alturas. Una parcela pequeña típica, es quizás de 5 hectáreas de suelo rocoso, pero le proporciona subsistencia. La mayoría o todos los miembros de la familia deberán ganar el dinero adicional a través de otro trabajo. Las parcelas pequeñas se consolidan raramente y los sembríos en la tierra pueden estar dispersos. Cada porción de tierra se conoce como una chacra. Como otras regiones montañosas, el microclima en los Andes varía agudamente de punto a punto, haciendo una chacra conveniente para las papas, otras para el maíz. Esto separa los tiempos de la cosecha y un riesgo más dispersó, no todas las cosechas pueden salir mal en el mismo año. Sin embargo, esta ventaja viene en un cierto costo, como los agricultores tienen que caminar penosamente hacia adelante y hacia atrás. Las cosechas pesadas tales como papas son particularmente pesadas de manejar su cosecha, y hay escarabajos de tierra (gorgojo de los Andes), los que hace rápidamente el trabajo de ellas, si se les deja en la tierra. Hay, por lo tanto, una gama desconcertante de papas producidas, la época de la cosecha de cada una varía enormemente.

La gente ha aprendido hacer frente a un ambiente difícil. En general, el pasto es reservado para las tierras más altas. Esto ha tenido éxito en altitudes más bajas, en los cultivos de papa y quinua, una amplia planta que cuando madura lo hace adquiriendo interesantes tonalidades de color rojo y naranja. A menor altitud se producen los cereales y las legumbres tales como lentejas y guisantes. Las áreas abrigadas se utilizan para los vegetales. Los Andes son el lugar de origen para los grupos de plantas tales como las pimientas, papas, tomates y cosechas relacionadas. Este hecho, y la diversidad de microclimas, significan que cuentan con una variedad extraordinaria. Uno puede comer ajíes dulces con pequeñas papas con queso, o diversas verduras con ajíes muy picantes. La gama es aparentemente sin fin y regionalmente variable.

No toda la tenencia de la tierra es considerada para el cambio, sin embargo las familias negocian el alquiler de la tierra para comprar la cosecha lista que desean. Lo que hacen a la tierra tiene consecuencias durante los años siguientes, hay un elemento fuerte de confianza en esto. Es probable que tales arreglos y acuerdos desempeñen un papel importante en las culturas, las que ayudaban primero y se organizaban en unidades sociales.

Los visitantes verán el ganado, las ovejas y caballos, así como los burros y las mulas que pastan alrededor de las aldeas. Las llamas y las alpacas características tienden a estar concentradas en los Andes centrales. Los utilizan para lanas, carne y en un menor grado de importancia para el transporte, ya que su capacidad de llevar carga no puede igualar al burro. Los toros son utilizados para arar por quienes los posean o puedan permitirse alquilarlos. Como vivencia típica de la vida de la rural, el dueño de un campo puede intercambiar el pasto con mala hierbas cuando se prepara para arar. Para estos casos la labranza se hace a mano.

La lana es muy importante para las montañas. La raíz de la palabra inglesa "jumper" es chompa y el hecho de tejer es una invención Peruana, la que fue llevada a Europa por las naves de Drake. Virtualmente toda la ropa de abrigo es hecha en casa del poblador , el que puede haber recogido la lana, haberla teñido e hilado, que es el hecho de formar la hebra de lana, colocándola sobre un eje, el que en forma permanente las mujeres lo hacen girar, enredando la lana cuando sus manos están libres, incluso al caminar. También elaboran mantas para sus casas, ropas y artículos como bolsos, ponchos y mantas para la silla de montar, así como también tener mercaderías para la venta.

La Región de la Selva.

La región de la selva cubre más de la mitad del Perú. Su biología, geología, antropología e historia se conocen poco. El carbón de los fuegos en los bancos de los ríos ha coloreado de negro y rojo el suelo a una profundidad de varios metros, dando una cierta indicación de la intensidad y de la longitud de su ocupación en algunas áreas. Otras áreas son desiertos verdes, caracterizados por deficiencias del micro alimento, flora especializada y una población humana escasa. Existe la selva alta, la que tiene poblaciones distintas, el establecimiento del mestizaje y cierta agricultura. La selva más baja se le llama del mismo modo y es: plana, propensa a la inundación estacional y poblada por grupos dispersos.

La historia ha afectado a la selva de manera diferente. La barrera de los Andes la ha protegido contra excesos de la civilización. Sin embargo, el auge del caucho de sesenta años desde 1850 hizo un impacto importante, alrededor de la ciudad de Iquitos. Ocurriendo la migración y la mezcla significativa de la población. El complejo de los ríos Marañon y Amazonas proporciona transporte. La creencia en la existencia de oro aluvial y su descubrimiento real, afectó la región meridional, fomentando posteriormente la extracción del petróleo. Los yacimientos importantes del Perú están al norte y en la región de la frontera de Ecuador, zona que ha sido afectada por esto y por la afluencia de trabajadores inmigrantes. La sociedad tribal sobrevive, en áreas reservadas.

La selva alta se asemeja de cerca a cualquier zona tropical húmeda. Mezclando poblaciones y una agricultura vibrante que gira alrededor del café, de la fruta y de las materias menos legales, creando una economía móvil, efectiva y enterada. El vestido tradicional son las camisetas o “polos” como se les conoce en el Perú y el instrumento musical tradicional el CD portátil. La selva baja es totalmente diferente en cuanto a los impactos, las enfermedades siguen siendo una barrera importante para la entrada de la gente sin inmunidad a ellas y los motivos para entrar se limitan de todos modos.

Como ejemplo de la barrera de la entrada a la selva baja es: una compañía petrolera que trajo alrededor de mil personas de origen Aymara, desde el Cusco, de una zona cercana a la selva de Madre de Dios, cientos de millas lejos. Aquí, la gente aparentemente idéntica hablaba la misma lengua. El objetivo era emprender investigaciones sísmicas, y la gente local no era lo suficientemente numerosa para hacer esto ni era fácil de entrenar. El problema fue que una proporción significativa de los empleados del Cusco se infectaron con Leichmaniasis, y el gobernador de la provincia de Cusco fue sitiado posteriormente en su residencia por una multitud, irracional exigiendo una indemnización. La población local no se infectaba, quizás tenían una inmunidad natural o habían adoptado diferentes hábitos. La malaria, el dengue, las bacterias en el agua y los invasores domésticos e insectos tienden a disuadir a los supuestos colonos.

La selva alta y la ceja de selva son famosos por su café y por la producción de la hoja de coca. (La ceja de selva comprende las áreas de precipicios nublados dónde las montañas se hunden en la selva alta). El café y la fruta se trasladan a través de la sierra en una serie de camiones llenos de luces muy similares a las luces de un árbol de Navidad. Un paltero es, por ejemplo, especialista en aguacates o paltas, es decir transportar las paltas desde la ceja de selva hasta la costa. Como algunos de los caminos en los Andes son apenas más anchos que el carro y como la fruta se estropea en el calor, esto puede presentar un desafío al viajero mientras que avanza a través del polvo que se levanta entre una cara del acantilado y una caída recta de 300 metros a un río en un barranco. La región es notoria por varias comunidades religiosas establecidas por inmigrantes Alemanes del siglo diecinueve. Estas viven en comunidades internamente dirigidas, dónde la modernidad en la forma de la modernidad, como los botones y los bolsillos se rechazan.

La producción de la coca es una cuestión en su conjunto mucho más seria. Perú ha sido el principal productor del mundo de la hoja de la cual se deriva la cocaína. Según lo explicado arriba, la hoja tiene un papel importante en las vidas de los montañeses, y un área cultivada legal se mantiene para este propósito. La otra producción se ha empezado a combatir desde mediados de los años noventa, principalmente como resultado de la presión de los EE.UU. La pasta básica en bruto se exportaba a Colombia para procesarla y enviarla a los mercados occidentales. En la actualidad, la tecnología simple para elaborar la droga se ha movido al Perú. Además, los narcóticos también se están produciendo de las cosechas de amapola, también cultivadas en menor cantidad en Perú y Bolivia. Ambas cosechas están sometidas a vigilancia y a los ataques aéreos basados en los satélites, en los cuales los herbicidas se utilizan para destruir las plantas. Los narcóticos generan corrupción y violencia dondequiera que lleguen a ser frecuentes. Es interesante entender que los avances en biotecnología pueden sustituir las fuentes naturales de estas drogas, con las células de las plantas que son cultivadas en los suburbios de los países de destino.

Si usted viaja por estas regiones, no fotografíe a los extranjeros, no acepte las invitaciones veladas o reales para llevar drogas y no confíe en la gente amistosa que le ofrece drogas. Los informantes ganan una propina si proporcionan información que produce una detención. Además, tenga extremo cuidado con cualquier cosa que usted compre de fuentes poco convencionales, ya que puede traer una adición no deseada. No entable  conversaciones ruidosas sobre drogas o especule en voz alta sobre quién en el restaurante puede ser un narcotraficante. El autor hizo muchos viajes a Pucallpa, pasando por Tingo María. Que fue una vez el centro de la exportación de la pasta básica de cocaína. Una herencia de esto son los bloques de cemento que en la mitad de la pista bloquean el camino, artefactos previstos para evitar el aterrizaje de aviones de narcotraficantes en la noche.

Los Incas invadieron la selva Alta por su área meridional, conocido por los Incas como el antisuyu. Allí se establecieron. Posteriormente a los Incas y los españoles, los llamaron a los habitantes de la selva baja chunchos, o salvajes. Como con los gitanos europeos y otros grupos de nómadas, la mayoría se atribuye poderes de la adivinación y de cura de enfermedades. Esta reputación continúa presentándose ante la gente en busca de trascendencia; actualmente hay compañías de viajes que ofrecen "experiencias" de Chamanismo; a cualesquiera con una tarjeta de crédito. (Discutimos el chamanismo y el uso del alucinógeno llamado ayahuasca en la sección de religión).

El romance y la realidad tienden a chocar lamentablemente. En realidad los etnias no están exentos de problemas médicos y sufren relativamente altos niveles de enfermedades. Ellos reciben poco o nada de ayuda del estado o de educación sanitaria. Figuran también entre los convertidos más creyentes del cristianismo, debido a los esfuerzos de los misioneros protestantes y mormónes. De hecho, la influencia de las misiones ha formado áreas extensas de sociedades en la selva. Las misiones son consideradas como un ultraje por algunos grupos extranjeros, pero es indudablemente el caso de que las misiones han ayudado a dar a estos indígenas un avance hacia el mundo moderno, con la educación, entrenamiento médico y sobretodo ayudándoles en su batalla legal para asegurar sus derechos sobre la tierra, concedidas bajo la Reforma Agraria.

La vida en la selva baja se vive en grupos de casas, conocidas como chozas, construidas de madera y de paja. Solamente los poblados más grandes tienen instalaciones destinadas a los visitantes o turistas. Hay vegetación, pero la principal fuente de alimento es la pesca y la caza.

El suelo en las zonas tropicales húmedas ha perdido muchos de los minerales que originalmente contenía, siendo eliminados por la lluvia. La gran velocidad con la cual el decaimiento ocurre en estas regiones significa que una vez que los nutrientes se agotan la materia orgánica y fertilidad del suelo cesa, la materia orgánica que sostiene ordinariamente los alimentos se reducen al mínimo rápidamente. Los agricultores, por lo tanto, explotan un sector por el período del tres a cinco años y luego es abandonado, permitiendo que el suelo se recupere durante una o más décadas. Además, los visitantes pueden observar prácticas especializadas. Por ejemplo, hasta una docena de cosechas diferentes crecen juntas, para explotar el suelo uniformemente y mantener la reserva de elementos orgánicos. Los insectos que rechazan las plantas se entremezclan entre los cultivos de plantas comestibles. El fango de las inundaciones anuales se utiliza como nuevo fertilizante de los sembríos. Una práctica común es que mientras una región y su suelo se agotan, los depredadores humanos se mueven a una nueva área.

Comparando estas costumbres con una experiencia Brasileña, se ha determinado que la necesidad de una comunidad de un "sector" necesita de por lo menos de 25 kilómetros cuadrados (15 millas), para vivir de una manera sostenible; esto significa que una comunidad de 30 a 50 familias necesita 2000 kilómetros cuadrados dentro de los cuales se moverá. Es decir, cada persona necesita un área de seis kilómetros (4 millas). El aislamiento esta asegurado por tales necesidades, al igual que la vulnerabilidad de una invasión.

Nadie sabe cuánta gente vive en la selva baja. Hay probablemente alrededor de 50 tribus, las que juntas podrían llegar a un cuarto de millón de personas, más ó menos el de 1% de toda la población del Perú. Estos viven en comunidades dispersas y a menudo desplazándose en los departamentos de Loreto, Amazonas, Ucayali, Huánuco, y Madre de Dios. Las cifras oficiales, por el contrario, hablan de números mucho más bajos de población. El Perú, oficialmente, tiende a ver la cuenca del Amazonas como un desierto verde.

La Población de la Costa

La mayor parte de la gente que vive en la costa lo hace en ciudades o pueblos. El desierto es naturalmente poco atractivo para el establecimiento y las áreas que pueden ser irrigadas, hasta hace poco tiempo, eran objeto de valor para convertirlas en áreas residenciales. El recorrido de la costa consiste en los estiramientos en largos tramos de desierto solitario, interrumpidos por los fértiles valles de los cauces de los ríos de los Andes que descargan en el mar. Las ciudades tienden a crecer cerca de la costa y se acercan a los ríos.

Estas áreas eran el centro del sistema de latifundismo, las posesiones muy grandes fueran cultivadas por algunas familias tradicionales. Históricamente, los sistemas de irrigación instalados por los incas, junto al uso del fertilizante del guano de las islas, el que el Perú tuvo una vez en grandes cantidades, llevaron a la productividad a ser mejor. La gente cultivaba intensamente en los latifundios, usando mano de obra en cantidad. Podían adquirir a los productores a menores costos. En última instancia, menos del 2% de los terratenientes poseyeron virtualmente toda la buena tierra costera, es decir el 80% de toda la tierra. Los cultivos comerciales y los vegetales son producidos por haciendas más pequeñas, como todavía se hace hoy.

El latifundismo se termino con la reforma agraria, una medida muy necesaria tomada sin los mecanismos necesarios de ayuda institucional y financiera. Hoy, las antiguas grandes haciendas anteriores están en manos de las mayores cooperativas. Éstos agricultores cultivan algodón, azúcar y similares. Han sufrido décadas de pobre inversión y la gente que vivió y trabajó en ellas puede parecer presionada y débilmente sostenida. Pocos son mestizos.

La vida en las ciudades de la costa está cambiando rápidamente. Sin embargo, algunos todavía exhiben la tradición, en el que los ciudadanos caminan lentamente alrededor de la plaza central, saludándose y permitiendo que sus niños discretamente se relacionen. Sin embargo, esto no es muy común y más probables los niños se irán a reunirse en grupos con bicicletas o motocicletas y conocerse algo menos discretamente que sus padres. A menos que esté casado, los hombres tienden a reunirse con los hombres y las mujeres con las mujeres, en los acontecimientos sociales públicos, aunque una mezcla de los sexos está sucediendo fuera de Lima y echa abajo la jerarquía social.

Los nativos peruanos que viven en la costa se establecen alrededor de Lima, en dónde algunos de los distritos tienen pueblos jóvenes, los que son poblados, casi exclusivamente, por grupos que han emigrado de regiones interiores del país. Este hecho tiene fuertes conexiones con el desarrollo de la economía informal, discutido a otra parte. Hay también los grupos que vivían en las comunidades aisladas y que fueron desplazadas por Sendero luminoso o fue movida por el gobierno por su seguridad. La mayoría parece poco dispuestos a moverse, pues su ingreso a la economía del dinero en efectivo les promete un adelanto en su calidad de vida. La mayoría de los estudios demuestran que la gente en la costa no permanece en pobreza extrema, al llegar bajan en su condición y después salen rápidamente de ella. Los pueblos jóvenes esperan su formalización, llegada de servicios y luego se establecen en el lugar.

Los Grupos de Elite

La clase alta es predominantemente de origen Español, europeo en general, aunque hay algunas familias de mestizos y un número grande de inmigrantes que también aportan. La reforma agraria redujo pero no eliminó su interés en la tierra, pero como la importancia relativa de la tierra declina, el capital se mueve hacia negocios más rentables. El interés de negocios importantes de las clases altas es, esencialmente, el gobierno; así como los niveles superiores del sector de servicios, tales como las actividades bancarias, leyes y otros rubros de la actividad económica. Alrededor la mitad de las actividades bancarias, los seguros y las empresas relacionadas se realizan cerca y debajo de cientos de familias, todas tradicionalmente de tradición latifundista arraigada.

La élite usa nombres elaborados. Los nombres de la clase media están formados por los nombres, el apellido paterno y el apellido materno. Las clases altas agregarán a esto los nombres de abuelos y de otras personas notables. Los resultado de un estudio sobre el Perú publicado por el gobierno de los EE.UU dice: "... la sociedad comparte paginas con los nombres sonoros como “José Carlos Prado Fernandini Beltrán de Espantoso y Ugarteche." La dispersión de nombres extranjeros en esta mezcla es también una marca del estado, así que MacDonald y du Pont también han encontrado su manera de ser rimbombantes para el estado. Iguales examinan notas que había solamente un nombre con una raíz de Quechua en ella de una lista de doscientas familias de la sociedad. El poblador chino-peruano está entrando  cada vez más, desde la tercera generación, al mundo de la abundancia y se están haciendo notar dentro de la sociedad. La gente de clase alta de las ciudades de provincias realmente no termina de identificarse en el nuevo esquema de cosas en la alta sociedad de Lima y ellos lo saben.

Los visitantes de los EE.UU., de Europa y particularmente los que han tenido poca experiencia en América latina, deben definir cual es el nivel o estatus en el que se encuentra la élite de su propia población. No hay intentos para disimular el hastío que la gente decente siente hacia otros grupos. Hay una costumbre de tratar a la gente de cierta manera diferente, si son de otra clase y creen que tiene derechos sobre ellos.

Este grupo se caracteriza por usar los estandartes de civilizaciones con realidades diferentes y crean el desorden. Las partes más difíciles y pobres del país no son, por lo tanto, atractivas para ellos. Esto es, por supuesto, esta lleno de excepciones como cualquier generalización sobre la gente y las sociedades. Sin embargo, esta guía es poco probable de vender a un grupo social que ha pasado más tiempo en el extranjero, que en las atracciones de su propio país. La vida se vive en clubes de país y en casas grandes, típicamente en los distritos de Miraflores, La Molina y San Isidro en Lima o para una sociedad pudiente más nueva, en los suburbios nuevos al sur de Lima. Los profesionales y los empleados, cuando salen de vacaciones o en feriados largos, tienden a viajar a lo largo de la costa hacia las ciudades de más recursos. Existen muchos lugares privados con instalaciones rurales en la costa, particularmente con intereses ecuestres. Sin embargo, los grupos más ricos tienden a buscar vacaciones o días de fiesta en el extranjero. España es un destino favorecido, al igual que la Florida en los EE.UU. Miami es visitado permanentemente por ser la capital de América latina.

La Fuerza Armada

Las Fuerzas Armadas son el bloque de respaldo de fuerza del gobierno de turno, guardando un nivel de respeto de la población, a pesar de los aislados casos de corrupción que involucraron a altos oficiales de las fuerzas armadas y por lo cual están siendo juzgados. La procedencia de los oficiales es de la clase media, encontrándose imbuidos de un profundo sentido de identidad y deber. Asumiendo que el respeto se basa en la fuerza, desempeñándose como críticos formidables. Los militares han intervenido directamente en los aspectos que consideraron como de interés nacional y fueron responsables de algunos de los cambios progresivos principales en la sociedad Peruana, tales como la Reforma Agraria. Esta tentativa de tomar el gobierno tiene mucha de la tradición inca del varayoq, en la cual el líder crea no solamente orden también vela por la moral a través de la fuerza.

La consecuencia de esta influencia es que el gasto militar creció hasta en una quinta parte de todo el gasto de gobierno, 3 o 4 veces más que la mayoría de las otras naciones latinas. Esta figura ha decaído notablemente desde que la guerra con Sendero Luminoso termino, hasta alrededor de 2% del PBI. No obstante, es probable que los militares empleen con eficacia a muchas personas. Han sido responsables solamente ante sí mismos de su funcionamiento y eficacia, confiando en un espíritu de cuerpo para resguardar el orden interno.

Arrance Haga click para una grabación de la banda de la Guardia Republicana del Perú. La musica necesita unos segundos cargarse.
Pare

Tales costumbres pueden, por supuesto, conducir a un estado gradual de mala práctica. Es indiscutible que los niveles superiores de las fuerzas armadas y los organismos civiles habían llegado a estar implicados en niveles de aumento de la corrupción durante el período de Fujimori. Los miembros de menor grado de menor rango comentan sobre comandantes que venden la mitad del combustible y los alimentos previstos para su consumo. El mayor peculado existió en la compra de armas y tráficos de droga. Las tentativas recientes de clarificar el período de Fujimori sugieren que algunos barcos de la marina de guerra y el avión presidencial fueron utilizados para transportar drogas. La población civil está bien enterada de este pasado vergonzoso y tienden a opinar que los militares se han enriquecido a costa del tesoro público. Al mismo tiempo, la mayoría de la sensación de la población mestiza es un fuerte confianza y orgullo y en sus fuerzas armadas, lo que ha sido afectado por acontecimientos individuales. Son muy pocas las plazas de armas del Perú que no cuentan con estatuas militares.