Desde Tingo María a Pucallpa o hacia Tarapoto.

Desde Tingo María a Pucallpa o hacia Tarapoto.

Esta sección describe las atracciones alrededor de Tingo Maria y los dos caminos que salen a Pucallpa y Tarapoto. El primero de estos es relativamente fácil de seguir y tiene buenas vistas de la selva alta y baja. El segundo camino deberá ser recorrido solo si esta con un vehiculo 4 x 4, con un buen Español y la capacidad de aceptar riesgos personales.

Tingo María era el centro de la industria de la cocaína hasta que se realizo un esfuerzo combinado y serio para erradicarla, en la segunda mitad de los años 1990s. El comercio continúa, pero en una forma mucho más difusa y con un énfasis regional que ha disminuido la importancia de Tingo María en este aspecto. Alrededor de 10,000 hectáreas están autorizadas por el gobierno para el cultivo de la hoja de coca, producción que es usada por los pobladores Quechuas y la industria (mates, medicina e industria). El área gris entre la cultura legítima e ilegítima permanece difusa, los agricultores se amotinaron en la región en el año 2004 contra la erradicación ordenada por el gobierno. Como una regla básica, nunca en la vida se involucre con el comercio de la droga en Perú y realmente jamás en esta región.

Nosotros hemos descrito la ruta a Tingo María, desde Huanuco aquí, así como la ruta Norte a Tarapoto aquí.

Tingo María

Tingo María (670m) es una región en la que cae alrededor de tres metros de lluvia todos los años y cerca a diez metros en dónde las paredes de piedra suben empinadamente. Su clima no es sofocante como en la selva baja, pero aun así el clima no es fresco; la influencia de la selva mantiene el mismo clima a lo largo del año. Es evidente que las personas son naturales de la zona, pero no en la magnitud notada en otra parte de esta guía. Muchos tienen una apariencia fuertemente Europea.

Haga click para ver una serie de imagines La ciudad esta asentada principalmente en el banco Oriental del río Huallaga, aquí el río tiene 100m ancho y el distrito residencial esta sobre un banco Oriental contra las colinas de la Cordillera Azul. La sección de estas colinas que quedan al Sur del pueblo es conocida como la “Bella Durmiente”, por su similitud subjetiva con una mujer durmiente. Las colinas redondeadas menores se encuentran al salir del valle por el Este.

Éste no es un pueblo viejo, y la mayoría de sus monumentos principales se erigieron entre 1960-70, siguiendo la costumbre de usar hormigón armado. La Plaza de Armas es larga y rectangular, la que también es el sitio del mercado permanente. Se puede encontrar todas las formas de artes manuales de la selva, confundidos entre montones de papayas y cajas de pollitos amarillos. Hay muchos hoteles de todas las calidades incluso el “Madera Verde”, el que es excelente. Este tiene jardines extensos, en los que se crían mariposas, hay loros que representan un peligro al transito y menos para mi gusto, así como una variedad de animales más grandes de la región, los que se mantienen en jaulas pequeñas.

En varios viajes alrededor de Tingo María se pueden visitar varios sitios pre-existentes, o seguir sus propios intereses. Las preocupaciones principales de las personas que vienen aquí como una destino principal son las mariposas, orquídeas y cuevas en la región. Nosotros detallamos estos aspectos más adelante.

El camino de Tingo María a Huánuco tiene varios puntos de interés. A Las Palmas se aproximará por un puente en el Huallaga, y lo llevara a las 18,000 hectáreas del Parque Nacional de Tingo María. Este se extiende en la ladera de la montaña a 400m sobre el río con un bosque alto y colgante que es muy notable. Se dice que tiene más de 144 especies de plantas superiores, 104 animales , haciendo de esta zona un lugar con mucha biodiversidad. El parque contiene alrededor de 500 familias que viven de la agricultura tradicional dentro de sus límites. Casi toda la cadena montañosa de la Bella Durmiente esta dentro del parque y hay una serie de rutas de paseos que acceden al lugar. Una ruta alternativa es una visita a la Cueva de las Lechuzas, de la que más abajo comentamos detalles. El parque se enfoca más en la preservación que el acceso y si usted lo desea puede solicitar los servicios de un guía, quizás uno de los muchos estudiantes del Universidad Agraria que están presentes en el pueblo.

El punto de acceso que se describe anteriormente también está cerca de otras atracciones. Una de éstas es la Cueva de la Pavas. El puente tiene una diversidad de restaurantes y ésta es una boca de la cueva bastante visitada. Un paseo de 30 minutos lo lleva a la cascada llamada Las Ninfas. La cercana Quebrada de las Pavas es un barranco arbolado por dónde fluye un arroyo limpio y verde que ofrece piscinas naturales para nadar antes de desaguarse en el Huallaga. Las cascadas de Gloriapata esta a unos treinta minutos de paseo de Tambillio, en el mismo camino. Hay varios paseos más cerca del pueblo, por ejemplo la cascada de Santa Carmen es un paseo de 30 minutos, cerca de la universidad.

Existen otras atracciones más afuera del pueblo. La primera de estas es la zona de la Cueva de las Lechuzas. Para llegar se cruza el río siguiendo el camino hacia el Huallaga. El camino sube dentro de las colinas, ofreciendo vistas interesantes de Tingo María, del río y el paisaje circundante. Los aficionados a las orquídeas deben preparar sus ojos para abrirlos en varios pequeños huertos o jardines, en dónde se cultivan en pequeñas cantidades, ofreciendo sus colecciones a visitantes. El camino cruza el río otra vez y la entrada a la cueva está inmediatamente después de esto, a la izquierda.

Para ingresar deberá abonar un pequeño pago deberá y un guía se enganchara con usted sin invitación, al que deberá pagarle alguna compensación menor después. Un paseo corto a través del bosque lo lleva a un verde lácteo, un arroyo saturado de cal que surge de una entrada menor a las cuevas. Unos pasos llevan más allá en la entrada principal, en dónde encontraremos una abertura circular de piedra caliza, La que mide más o menos 10m de diámetro. Deberá subir algunos escalones para ingresar.

La cueva esta habitada por golondrinas, murciélagos y lechuzas, las que no son búhos, pero son Steatornis caripensis, insectívoros nocturnos. Éstos también se llaman guacharos, pero la designación del "búho" ha pegado en la cueva. Tenga cuidado y no entre por una distancia larga si usted tiene un problema pulmonar, porque la cueva es conocida por la Histoplasmosis, una infección que se levanta de fermentar el estiércol del murciélago. El sistema de la cueva apenas esta explorado, pero se dice que tiene cuatro cámaras grandes con espeleothermos enormes. Algunos dicen que es un lago replica la forma de la Bella Durmiente, haciendo este lugar un sitio sagrado para la diosa del agua. Otros son menos crédulos.

Hay que mencionar que esto es una masa de cal tipo karst, lo que en regiones húmedas tiene normalmente muchos túneles y cuevas. Por lo menos hay unos sistemas de cuevas; sin embargo nada se ha hecho sobre esto hasta la fecha. No hay ningún sistema de permisos, pero seria aconsejable indicar sus planes a la policía, y emplear a una persona nominada por ellos, guarde su equipaje mientras dure su aventura subterránea.

Hay normalmente cuatro cosas que llevan a las personas específicamente a Tingo María: las mariposas y otros insectos; las orquídeas y otras plantas; las aves (y de vez en cuando los reptiles) y los sistemas de la cueva. Este tipo de interés necesitan tiempo para ser bien programados. Aunque hay personas especializadas en estas actividades y que trabajan en Tingo Maria, se tiene que coordinar las expectativas correctas con estas personas y realizar un buen planeamiento. Esto puede tardar a menudo días en lugares como Tingo María, en dónde las personas capaces frecuentemente están fuera del pueblo.

El camino que nosotros hemos descrito le permitirá ir a la cueva de las lechuzas hasta el Monzón, metiéndose profundamente en las colinas frondosas. Desafortunadamente, también están cubiertas de arbustos de coca y esto debe que hacer titubear aún el más aventurero. No obstante, las expediciones exitosas están montadas en esta área, pero su aceptación pasa por planear, mientras va sacando los permisos y coordinando los detalles generales. Las orquídeas son espectaculares: La Cattleya rex, un par de especies de Miltonia, muchos Oncidium están entre las más llamativas cuando están en flor. Especialistas en insectos vienen de todo el mundo a esta área de riqueza excelente. Nosotros tuvimos que detener el automóvil, cuando recorríamos el camino a Pucallpa, para retirar las alas y cuerpos de las mariposas pegadas en el radiador, lo que hacia que el vehiculo recaliente debido a ellos. Sin embargo, si desea un buen consejo le decimos que si usted no puede ir a un área en particular, entonces tómelo con calma aunque usted ha venido desde una gran distancia y se sienta muy desilusionado. La alternativa podría ser fatal.

Tingo María a Pucallpa

Si usted piensa seguir esta ruta se debe tener total protección contra la malaria: más aquí.

Esta ruta tiene transporte público frecuente, pero lo siguiente esta escrito en la hipótesis de que usted está viajando en su propio vehículo. El camino al norte de Tingo María sigue con el río a Santa Rosa, dónde el camino a Pucallpa esta tomando la ruta a la derecha. Un camino secundario le lleva a los distritos agricultores de café de Pumahuasi, lo que puede ser interesante si usted tiene tiempo. Sin embargo, el camino principal sube para cruzar lo que puede llamarse sólo páramos tropicales, un área de erosión que indica directamente lo que pasa cuando se abusan de las tierras tropicales. El punto más alto en esta ascensión está en un abra divisoria a los 1660m y merece la pena parar admirar la vista. Se nota cómo la vegetación y las aves han cambiado con la altitud y la lluvia. Perú es una masa de tales distinciones ecológicas. Hay loros frecuentes, vistos y oído en los alrededores.

El camino desciende ahora y entra en la provincia de Ucayali, a 40km de Tingo María. El camino corre a lo largo de un espinazo natural entre dos valles, mientras va ofreciendo vistas interesantes. Cuando desciende, puede sufrir aludes de barro, los que pueden bloquearlo durante días en la estación lluviosa, de noviembre a marzo. La cobertura del bosque aumenta, y se cierre totalmente cuando el camino alcanza el Río Chino.

El camino sigue hasta dónde se une con el río Ucayali y continúa avanzando hasta una corte espectacular que el río ha hecho en las colinas intermedias, llamado el Boquerón del Padre Abad, 360m. El sitio se nombra así por el sacerdote Franciscano que lo descubrió en 1755. Un ramal de los Andes se encuentra con la selva y el río Yuracyacu lo corta. El resultado es un cañón de piedra pulida en el que la vegetación tropical araña el lugar, marcado por las cascadas frecuentes. Se puede detenerse y caminar hacia los 90m de la cascada El Velo de la Novia, encontrando mariposas abundantes en el lugar.

Haga click para ver una serie de imagines El camino entrara en un túnel de 400m para ahorrar camino por esta abertura natural. Saliendo de esto, aproximadamente a 75 km. de Tingo María, encontrara una cascada espectacular conocida como la Ducha del Diablo. A esto le sigue un restaurante con la forma de un platillo volador - ¿ por qué?, después de qué el valle se abre a la selva. El bosque está bastante abierto y dominado por las palmas.

Un rasgo del camino aquí y del camino Norte en San Martin es la presencia de estructuras de concreto en medio de la carretera. Las que se han hecho para evitar que los aviones que sirven al narcotráfico usen las secciones rectas de las carreteras como pistas de aterrizaje. Estas están hechas de concreto reforzado y también se han colocado en muchos caminos en desuso.

Aguaytia (270m) esta aproximadamente a 100km de Tingo María. Es un pueblo comercial que también tiene combustible, medios de reparación de vehículo y restaurantes. Sus habitantes son principalmente mestizos, pero sus clientes son moradores de la selva profunda. El pueblo tiene un puente grande que cruza el río. Más allá de esto, unas colinas se sobreponen por la selva y el camino va de arriba hacia abajo, hasta Huipoca, un pueblo que también ofrece los servicios anteriores y una selección más amplia de restaurantes. El camino a San Alejandro es pésimo, sin embargo sus 40 km. han estado sujetos a mucho trabajo y ahora es relativamente fácil. Más allá, se encuentra la via Alejandro von Humboldt, en dónde el camino, todavía terrible, pasa hacia Oxapampa y Chanchamayo. El circuito a Oxapampa es conocido como el "86" porque el pueblo de Alejandro el Von Humboldt esta a 86 km. de Pucallpa. Es una aventura, pero sólo si usted está completamente seguro en su vehículo y se ha acostumbrado a los caminos malos y "acontecimientos". Tome su equipo de emergencia, comida, vestido de campamento e inicie la aventura.

En el camino mayor, una serie de pueblos indefinibles marca lo que es ahora un camino llano a Pucallpa 265 km. de Tingo María. El más grande de éstos, en dónde se puede comprar combustible y se pueden reparar las llantas, es Campo Verde, a 230 km. de Tingo María

Pucallpa (150m, tierra colorada en Quechua) es un pueblo relativamente moderno, fundado en 1888, que se enfoca más en el río Ucayali que en la tierra. Ninguna de las construcciones es particularmente excitante, aunque el puerto está lleno de vida. Es la segunda ciudad en la Amazonia, después de Iquitos. Los barcos surcan el río Ucayali de arriba hacia abajo en todas horas, llevando pasajeros y flete, siendo evidente que el transporte fluvial es primero, antes que las vías terrestres.

Hay marcadas diferencias estaciónales en la lluvia, como hemos mencionado anteriormente, pero generalmente está mojado casi todo el año. La región es sumamente caliente y húmeda y los mosquitos abundan con el crepúsculo (Yo me desperté al oír que centenares de insectos en la tela metálica de mi ventana dejaron de chillar, al levantarme vi que la razón era que unos vampiros estaban en la ventana buscando una entrada.) Hay muchos hoteles en el pueblo, unos más que adecuados, como el Sol del Oriente, siempre me han atendido bien y tiene dos casas de campo para turistas, orientadas hacia el río principal. Uno de éstas sólo puede ser alcanzada por barco. Hay algo de una industria turística, una vez más enfocada en el río, y usted no tendrá la dificultad para encontrar alguien para ayudarlo y ver aves, peces o simplemente explorar.

Pucallpa y el río Ucayali visto desde el espacio. El pueblo es la zona rosada a la izquierda de la vista.

Las diferencias culturales en Perú son sorprendentes, como aquéllas del clima y ecología. Las personas de la selva son, como un grupo, más extrovertido y hablador que aquéllos de los andes. El vestido es mínimo y la moral es negociable. Pucallpa tiene varias discotecas en las que tales negociaciones tienen lugar, así como, varios cines que muestran pornografía Brasileña. Hay una subcultura de droga que se revuelve alrededor de la ayahuasca, aunque también esta influenciado por el anterior comercio de la cocaína en Tingo María. Éste es un lugar para tener cuidado con los contactos que usted hace; o quizás un lugar en el que para hacer contactos debe ser cuidadoso.

El pueblo tiene varias tiendas y mercados que venden los productos locales, incluso los productos de artes manuales de la etnia Shipiba local. Éstos son principalmente textiles, madera tallada y collares. No hay ningún método organizado de encontrarse con los Shipibos, aunque a las comunidades comentada abajo, en el lago Yarinacocha, puede aproximarse directamente. Los grupos menos públicos son más difíciles de encontrar, pero si usted usa un bote o un barco con un guía, entonces ellos serán ciertamente de uno de estos grupos y sin ninguna duda abiertos a la negociación. Ellos con toda seguridad quieren saber que tipo de persona es usted, antes de hacer una transacción y le aconsejan que tome las cosas despacio y serenamente. Al entrar en una comunidad, deberá acceder a todas y cualquier demanda que ellos le hagan a usted, dentro de la razón y mostrar respeto y una conducta serena. Lleve la vista abajo, colores claros, no se ría bulliciosamente y no apunte a las personas para tomar vistas sin su permiso. Trate la casa como un lugar sagrado, así como, el fuego, particularmente, no queme la basura en el fuego de cocción. Hacer esto es como limpiar su trasero con las cortinas del baño en una casa Occidental.

El mercado local, comercia de todo desde pescado fresco a DVDs pornográficos. La Universidad tiene un jardín botánico que es un paseo interesante, a algunos kilómetros del pueblo y fácilmente accesible por Mototaxi, un vehiculo de 3 ruedas. Tiene un museo pequeño de historia natural local. Uno o dos artistas locales han establecido tiendas para vender sus cuadros. Uno intenta representar la experiencia de la ayahuasca, con cualquier éxito deberá juzgar por usted mismo.

Haga click para ver una serie de imagines Lanzar una mirada a la imagine arriba le mostrará que Pucallpa esta rodeada por ríos e islas, lagos y otros recursos convenientes para pescar. Casi todos en el pueblo son pescadores o tiene equipos de pesca. Como resultado, es fácil de organizar un viaje de pesca, mientras va tomando el consejo local de cuando y dónde perseguir una especie determinada. Aun cuando usted nunca ha sostenido una caña de pescar en su vida por favor aproveche esto, porque hay mucha paz en el río y las experiencias que usted pase en la selva adyacente son inmejorables. [Hay más de pesca aquí.]

La laguna de Yarinacocha es 20 km. de largo y está entre los mejores lagos de pesca. Tiene los interesantes pueblos Shipibo-Conibo alrededor de él. Éstos se llaman Comunidades Nativas, e incluye San Francisco, Santa Clara y Shipibo-Conibo. El último es el más viejo y más grande, y tiene aproximadamente 200 habitantes que mantienen sus medicinas tradicionales, idioma y ritos. En el área, hay varios curanderos, sanadores, chamanes y ayahuasqueros. En general, los más deseosos de ofrecer sus servicios son los menos auténtico, según ellos. El lago tiene las ruinas de Nueva Requena, pero éstas nunca se han documentado bien y éste sigue siendo un sitio que tiene que ser explorado. Podría haber tenido un sendero de tierra, pero en la actualidad sólo es accesible para barcos.

El lago mucho más pequeño de Cachibococha ha desplegado restaurantes que sirven el arte culinario local. Muchos de éstos utilizan peces locales, entre los que están las especies del paiche, bueten o el patarashu. Se hacen bebidas locales de frutos como el camu camu, la aguajina, la gurahuina o el shibe y se preparan macerando cortezas y frutos en alcohol de caña, conocidos como el para-para, el clavohuasca, el chuchuhuasi, el RC y el SVSC. Son macerados de raíces de la selva, con miel y aguardiente de caña. ¡ Todo el material es sumamente exótico y diferente cada vez que usted lo prueba!.

Masisea es un pueblo alrededor del río en Pucallpa y parte de un viaje agradable. Sus habitantes son Conibos, una vez temidos por su naturaleza bélica y la crueldad supuesta en la victoria. Las poblaciones nativas alrededor de Masisea son menos expuestas al mundo externo que aquéllos en el área alrededor de Pucallpa. El propio pueblo se fundó en 1843 como un sitio para el procesamiento del caucho. Lamentablemente, poco ha sobrevivido y las viviendas y la Plaza de Armas es esencialmente moderna. Sin embargo, la tierra alrededor es atractiva y el río Tamaya ofrece perspectivas de una riqueza de fauna inigualable. También lleva 22km. a la laguna de Imiria, la que tiene pesca muy buena y un racimo de pueblos: Junín Pablo, Caimito, La Perla del Imiria, Nuevo Loreto y Nueva Generación.

Estos pueblos viven cazando y pescando en cierto modo no han cambiado mucho su tradición. La investigación arqueológica ha encontrado las llamadas tierras negras, de dónde el carbón de leña de milenios de fuegos de campamento ha manchado el río. Este carbono esta fechado en tres mil años de ocupación del área. También se ha encontrado cerámicas policromadas, rectangulares cerca de Caimito, de las que se piensa son de origen local y tienen una edad similar. Ellas tienen dibujos antropomórficos. La laguna río arriba de Chahuya es de muchas maneras similar. El río la Cashuera, ofrece un área dónde se puede dar paseos más cortos o más largos en la selva. La mayoría duran entre 3 a 8 horas y usted debe tener un guía obligatoriamente. Los senderos no están claros y el bosque es denso y confuso. (Aprovechamos vistas de Masisea en la serie arriba).

Masisea tiene un solo hotel pobre y lo más básico de las comunicaciones. Hay mucho espacio en que acamparse, y normalmente los visitantes usan sus propios carpas para pasar la noche. Evidentemente, usted necesitará movilidad y un guía. Usted puede confiar en los restaurantes de los pueblos para preparar los peces y para la especialidad del día - pescado - pero usted tendrá que traer todo lo que necesita para vivir. Sin embargo, es posible volar de Lima a Pucallpa en una hora y después, estar afuera de cualquiera agüero de la civilización.

Un lugar aún más remoto que vale la pena visitar esta a 35km., en la laguna Chauya. Éste esta a ocho horas por barco desde Pucallpa. Tiene un grupo de habitaciones y también islas flotantes, hechas de madera y unidas por las plantas llamándose puto puto y huama. Tiene buena pesca y diversidad de aves, y todo lo usted podría querer de una selva. Considere la observación de tortugas como la ultima actividad de ocio que puede y debe realizar.

Esencialmente, en una visita a Pucallpa debe dedicarse a disfrutar en los barcos. Es un lugar de pasaje y mi consejo sería para usarlo como un punto de partida para los viajes de río, o seguir el camino solamente al Boquerón del Padre Abad, así como un viaje de un día largo a Tingo María.

Tingo María a Tarapoto

Esta ruta es, esencialmente, intransitable durante las lluvias. Tiene una reputación mala no ameritada. Cuando el camino está abierto no es particularmente malo, aunque es largo, estrecho y remendado con parches difíciles. Su reputación viene de la pobre seguridad de la zona. San Martín era y en alguna magnitud todavía es el centro del comercio de la drogas en el Perú, aunque esto ha disminuido mucho, sin embargo aun hay "asaltos", robos armados, en los que se secuestra los vehículos o sus chóferes, obligándole a pagar un cupo ò peaje. Al manejar de día disminuye mucho este riesgo, como también podría coordinar con la policía o el ejército para que lo escolten un tramo de la carretera, en una de sus patrullas. Ellos recibirán con gratitud una colaboración de US$50 y usted estará completamente seguro en su compañía, es lo mejor en esta región. El camino a Tocache y después a Juanjuí es áspero pero no difícil. El tramo problemático está entre estos dos.

Haga click para ver una serie de imagines Aunque sin intención de haberlo asustado, tengo que decir que éste es una de las rutas más interesantes de la selva. Le permite hacer un circuito completo del Norte del país regresando, quizás, a través de Huaraz, en una dirección, o Trujillo y Cajamarca en la otra. Hay transporte público, pero de baja calidad y algunos informales, hasta camiones. En algunas ocasiones se han detenidos los autobuses en la noche y le robaron a sus pasajeros.

La ruta empieza en el mismo camino que lleva a Pucallpa, pero continúa al Norte a Santa Rosa. Un camino bastante bueno atraviesa una serie de comunidades, en la que crecen palmas aceiteras y otras cosechas. Es posible que un puesto policiaco en Tulumayo lo detendrá y aun cuando ellos no le pidan, usted debe detenerse parar saludar y presentarse, explicando lo que usted está haciendo y pregunta por el camino. Éste es un buen lugar para buscar a una escolta si quiere y tiene espacio en el vehículo. (Usted puede necesitar regresar al día siguiente si ellos no pueden ayudarle inmediatamente, pero no le olvide que Tingo María no está lejos y ese día podría dar un paseo corto y explorar el camino a Pucallpa, como arriba).

El puente encima del Río Concha cambia las cosechas que están crecidas: ahora arbustos bajos rinden cacao. Un tramo del puente esta sobre el camino a Aucayacu, esta alrededor de 40 km. de Tingo María sobre el río Huallaga. Éste es el último pueblo grande antes de llegar a Tocache. El camino todavía adecuado atraviesa una serie de pueblos pequeños, construidos principalmente de madera y de paja con hojas de palma, y pasa por varias bases militares. Asegúrese que sus papeles y los del vehículo estén disponibles y en regla, su brevete, tarjeta de propiedad y SOAT. (Vea acá sobre estos documentos.).

La tierra relativamente llana nos lleva a las pequeñas colinas selváticas, llamadas Cerro Verde, aproximadamente a 40 km. de Aucayacu. El camino corre a través de estas y se presentan chozas pintorescas en espacios abiertos no muy comunes. El camino empeora pero queda relativamente ancho. Nuevo Progreso es el más grande de una serie de pueblos que luego encontramos en el camino. Tiene un restaurante adecuado que sirve pescado de río y otros productos locales. Más allá de esto, el carácter de la tierra cambia y el bosque se retira permitiéndose el lujo de panoramas abiertos en un prado llano, punteado por árboles de palma y manadas de ganado, campos del arroz y huertos de frutos tropicales. Al pueblo de Tocache (500m) se ingresa pasando un puente aproximadamente a 120km de Aucayacu.

Tocache es un pueblo moderno y no muy grande, construido principalmente de hormigón y ladrillo. Cuenta con buenos servicios públicos. Tiene varios hoteles, por lo menos uno de ellos aceptable, los restaurantes adecuados, y surtidos colocados a lo largo de su calle principal. Su período de expansión estuvo en los primeros años de la década de los años 1980’s, cuando el Presidente Belaunde se empeño en desarrollar la marginal de la selva y dispuso fondos para iniciar la obra del camino que usted ha estado siguiendo. Desgraciadamente sus sucesores no tomaron la misma iniciativa y Tocache marco el fin de la línea del proyecto. Sin embargo, la región es rica en productos agrícolas y es la concentración y exportación de esto, lo que ahora genera utilidades y vivienda a Tocache. Los habitantes todavía usan la Plaza de Armas para el paseo dominical, una vez universal en el Perú, en el que las familias honestas asisten y se saludan al crepúsculo.

El camino continúa al Norte de nuevo, a través de las plantaciones de palma aceitera. Un puente encima del río Tocache marca el fin de las plantaciones y una serie de caminos laterales pequeños lo llevan hacia varias propiedades privadas. El próximo pueblo es Villa Palma dónde las palmas han sido abandonadas. Una agencia estatal estaba trabajando en la zona. Esta fue desactivada y la tierra fue parcelada entre los obreros, los que encontraron una situación económica no adecuada y abandonaron sus árboles. El Huallaga reaparece después de aproximadamente 30 km. de manejo. Puerto Pizana esta a otros 10km. más allá, tiene restaurantes simples y es un buen lugar para hacer una pausa, abastecerse de combustible obtener información sobre el camino más delante. Más pueblos siguen, y la base militar en Pólvora esta a 55 km. de Tocache.

Después de esto, la ruta se pone estrecha y empieza a elevarse a zonas relativamente montañosas y muy hermosas, con plantas tropicales que se tocan a ambos lados del vehículo simultáneamente. El estado del camino depende de las lluvias recientes y también desde cuando fue hecho su mantenimiento. Los camiones pueden crear una huella profunda en el barro que luego se seca y queda como hormigón o como un fango adhesivo y grueso. Un vehículo que se atasca creará atrasos en otros que tiene que esperar su salida. Una segunda base militar se ha establecido en Nuevo San Martín, a 80m de Tocache. El camino baja al puente y luego sube a un paisaje montañoso. El Puente Arenas (130 km. de Tocache) fue el esfuerzo más grande que tuvo el proyecto del camino marginal de la selva y como esta pintado con pintura antioxidante anaranjada llamativa, es localmente conocido como “el puente dorado”. Este puente ofrece vistas excelentes después de algunas horas en el bosque profundo.

El camino después de esto es más abierto y más nivelado, mientras este va corriendo paralelo al Huallaga ahora ya grande y ancho. El pueblo de Campanilla era el hogar del más conocido de los capos de la droga, llamado Vaticano, el que actualmente esta en prisión, actualmente se puede ver su casa no muy impresionante. Sin embargo, este pueblo ofrece las primeras estructuras modernas de la ruta y del día y sugiere que usted está saliendo de lo peor que la ruta tiene por ofrecer. Balsayacu es un pueblo cercano que esta dedicado a la crianza de animales y los habitantes están evidentemente orgullosos de sus casas, las que mantienen con pintura fresca y jardines luminosos.

Juanjuí esta a 180 km. de Tocache, una jornada agotadora que toma alrededor de seis horas. Nosotros rompimos un amortiguador delantero en un cruce de tierra, también se rompió el protector inferior del vehiculo. Es una ruta fascinante, pero no para ser emprendida con poca seriedad.

La avenida principal de Juanjuí esta separada del camino principal y es posible manejar a través del pueblo sin notar que esta allí. Parece ser un pueblo ligeramente más grande que Tocache, pero tiene menos edificios de muchos pisos. Enfrentado hacia el Huallaga, es un lugar en donde es fácil organizar una expedición de pesca o un simple viaje de exploración. La plaza mayor tiene un jardín bueno, con un monumento a la cultura Chachapoyas en el centro de él. Los restaurantes buenos están cerca de la Plaza de Armas y se puede ver el pez que se va a comer cuando estudia el menú. Hay varios hoteles, ninguno muy formal pero por lo menos uno cuenta con un alojamiento adecuado. La fiesta patronal del pueblo es de la Virgen de las Mercedes y tiene lugar entre los días 15 a 24 de septiembre. Hay también una celebración menor por la fundación del pueblo, el 2 de julio.

El Parque Nacional Cerro Azul termina en el camino y sus oficinas están en el pueblo. Esta oficina también proporciona permisos para ingresar al Parque de Río Abiseo, aun más remoto. Este último tiene una extensión enorme (274,520 hectáreas) corre con el río Marañón al Huallaga, mientras va de 4000m a 500m. Es un Sitio de Herencia Mundial. Hay dos puntos clave a entender sobre estos parques:

Primero, contiene unas de las zonas forestales menos habitadas en el planeta y un enfoque de regiones de alta biodiversidad. Es el centro de diversidad para las Solanáceas (las papas, los tomates, los pimientos.) Hay cuatros ecosistemas mayores dentro del parque: bosque seco; bosque de montaña húmeda; bosque alpino tropical y bosque lluvioso de montaña. Cada uno de éstos tiene un gran número de especies endémicas y es seguro decir que ninguno de ellos ha sido totalmente o aun parcialmente clasificado. (Cuando nosotros consultamos en las oficinas del parque, el personal no había podido visitar el parque en tres meses, debido a la falta de fondos para comprar combustible. Al guardabosque con quien yo hablé le debían dieciocho meses de sueldo).

El bosque de montaña húmeda es conocido por albergar a 132 especies de aves endémicas. Las aves raras incluyen a:

Los mamíferos incluyen las siguientes especies raras o vistosas::

No debemos empezar con las orquídeas o escribiremos veinte párrafos mas. Sin embargo, el parque ha sido la fuente de por lo menos tres nuevas especies en los últimos cinco años.

Segundo, el parque corresponde a la zona de influencia de la cultura Chachapoyas antigua. En otra parte nosotros describimos las ruinas ciclópeas de Kuellap. Asi mismo se sabe que en los bosques del Río Abiseo se encuentran las majestuosas ruinas de El Gran Pajaten, Los Pinchudos y el Cerro Central pertenecientes a la cultura Chachapoyas y aun casi inexploradas. Actualmente no se permiten excavaciones en los lugares señalados. Allí se estima que existe 1,500 kilómetros cuadrados de restos arqueológicos cubiertos por el bosque dentro del parque. Las pruebas de radiocarbono que fechan a los restos del Gran Pajaten han determinado que los humanos vivian allí desde 900 a.C. y, en la Cueva de Manachagui, hay prueba demostrativa directa de que la habitaban continuamente desde 1800 a.C.

Si usted piensa visitar el parque, es importante que tome en cuenta que el permiso no puede emitirse localmente. Usted deberá gestionarlo un permiso en Lima. Los vigilantes del parque se muestran sumamente contentos de colaborar en las aventuras que sean sensatas, incluyendo aquéllas apuntadas a explorar o por otra parte aumentar nuestro conocimiento del parque. Deben refinarse los planes por adelantado, con la ayuda de ellos es probable implementar la compleja logística. Esta guía no puede sugerir nada sobre el área que respalda al Parque, el Cerro Azul, porque muy poco se sabe. El comercio de la cocaína estaba deteriorando la sociedad local y aunque es ahora accesible a los guardabosques, la información es muy poca.

El camino de Juanjuí a Tarapoto es principalmente llano y extensamente áspero. Esta ruta atraviesa una zona mucho más abierta que en el bosque, la que ha cedido paso a pasturas y extensas áreas de cultivo de arroz. El río fluye a lo largo de la derecha del camino, dando buenas vistas. El pueblo de Bellavista esta a 40km de Juanjuí, y tiene restaurantes adecuados y combustible. Diez kilómetros llevan más allá, hacia La Libertad, el centro para el comercio de arroz y distribución para la región. Otros pueblos muy similares y lugares siguen incrementándose cuando Tarapoto se aproxima.

Puerto López esta a 100km de Juanjuí. No es por sí mismo particularmente atractivo, pero tiene un puente del peaje encima del Huallaga que lleva a un camino interesante. Esto lleva a una laguna a 5 km de Punta Gallinazo, la que es famosa por la riqueza de su pesca. Hay un hotel agradable, llamado Puerto Patos.

Regresando al camino principal, Momonaquihua ofrece algunas cascadas bonitas. Después, Puerto Palmeras tiene un punto de observación natural, a 133 km de Juanjuí. El área es, como el nombre lo sugiere, rico en árboles de palma. El pueblo tiene una iglesia pequeña bonita y simple, la que no estaría fuera de lugar en una película de vaqueros.

A cinco kilómetros está Tarapoto, se localiza pasando un hotel turístico hacia la derecha. El pueblo se fundió en 1782, y se ha vuelto un centro comercial fértil. Está ocupado y atestado y viene como un golpe en la cara después de haber pasado mucho tiempo en el campo. Sin embargo, tiene todos los medios y hoteles tras la gama de calidad. Sin embargo, la mayoría de los viajeros prefiere hacer el viaje corto en un camino bueno a Moyobamba, que es un lugar de total tranquilidad y ofrece mas o menos los mismos recursos. Tarapoto es el punto de partida para viajar a Yurimaguas, un viaje áspero, aunque no tanto como otros descritos, así mismo puede visitar a los chamanes locales que están asociados con el pueblo. Más de esta área aquí.