Hacia Abancay, Andahuaylas y Andamarca

Hacia Abancay, Andahuaylas y Andamarca

Ésta es una zona poco recorrida del Perú, la que cruza áreas considerables de interés histórico. Los caminos Incas principales se encontraban dentro, fuera y a través de esta región y aquí los Conquistadores lucharon batallas mayores en su camino para conquistar el Cuzco. Ésta es una de las más remotas regiones en los Andes y cuenta con tradiciones profundamente arraigadas, muchas de las cuales han estado perdidas o se han diluido en parte. El viaje no siempre estará cómodo y los lugares para alojamiento son básicos, esta región recompensa todo esto con las experiencias de sus tradiciones, costumbres, sociedad y vida, así como la arqueología es un área con un ambiente casi nunca estudiado. Éste es también el lugar para viajar si usted desea ver a la delicada vicuña en su ambiente natural.

Es posible viajar por esta región o "zambullirse" en la ruta desde el Cuzco a Nazca. También es posible volar a Andahuaylas.

Desde el Cusco a Abancay

Abancay está a 200 km de Cusco, en un camino bien conservado cruzando el paso alto de Huillque. El valle de Apurimac que sigue el camino, lo deja al llegar a la parte baja del paso a Limatambo es uno de los más llamativos en el Perú. La nieve cubre la cima del Salcantay (6270m) y con la Cordillera Vilcabamba forman la cara Oriental del valle del Apurimac, el camino ofrece muchos lugares para detenerse y admirar el panorama. Hay puentes colgantes de soga que cruzan los cañones y difieren poco de los tiempos pre-Incaicos.

El río truena a través del valle, mientras se deja caer desde los 5000 m.s.n.m a cerca de 500m sobre el nivel del mar al llegar a la selva. El propio cañón tiene más o menos 350 km. de largo y casi todo es impetuoso. Las cabeceras son altas pero el valle se pone más húmedo y tropical desde el este, de acuerdo a los movimientos del río. La zona más baja se usa para sembrar café y cacao (así como sembríos de coca). El nombre 'Apurimac' quiere decir 'los Dioses, apus, están aquí'. Aunque no es para principiantes, éste es un lugar notable para kayakeros, con rápidos que van de la Calidad II a V.

El camino lo lleva hacia la zona de los aires calientes de Cconc, en dónde los muy conocidos baños medicinales se encuentran al borde del río, rodeados por cactus y un bosque tupido. El lugar ha sido considerado como una cura para el reumatismo durante milenios y hay un lugar para alojamiento, pero antes se debe reservar. El camino sube fuera de la ruta del río.

Haga click para ver una serie de imagines Curahuasi es un pueblo al que se llega después de recorre 120 km. desde el Cuzco. Es conocida como la capital mundial del Anís, que es una bebida inmediatamente amada u odia. Esto ha hecho que el pueblo sea una atracción al tráfico de paso y ofrece restaurantes y alojamiento adecuado, rústico y tranquilo. Muchos hacen una parada nocturna y se detienen aquí en viaje a la costa. Sin embargo, el propio pueblo se extiende fuera a lo largo del camino principal, en dónde puede encontrar hoteles menos tranquilos. La Plaza de Armas tiene una sola iluminación y éste no es un lugar para buscar cosas sofisticadas.

Hay un sitio arqueológico en Saywite, alrededor de 30 km. del pueblo. No es muy fácil visitar es lugar si usted se está confiando en el transporte público. Sin embargo, los autobuses son relativamente frecuentes hacia y desde Abancay, pasan cerca al lugar y lo dejan a la vera del camino. Luego tiene que caminar durante diez minutos al lugar. Hay una comunidad que es muy bonita localizada en el lugar, ellos cobran US$ 3 por entrada. El panorama es espectacular, con muchas colinas cubiertas con cultivos.

El sitio tiene alrededor de 60 hectáreas de tamaño, localizado a los 2400 msnm. El monolito principal se ha trabajado en un ovoide de alrededor de 2.5m alto, en el que las figuras de los animales dan muestras de alivio, los pumas, los monos, el cangrejo y los rasgos físicos del paisaje, como los canales, terrazas y montañas. También encontramos ejemplos de arquitectura Inca. Hay también un altar para el culto solar, llamado Ushno, así como varios Intihuatanas, vea aquí pero en todo caso, los monolitos podrían haber sido usados para propósitos astronómicos, quizás para fijar su calendario.

Choquequirao

Otro viaje pequeño de Curahuasi es un paseo corto hacia el puente de San Francisco, más allá de llegar al lugar con una visión espectacular del valle y el borde de la montaña. Las cimas nevadas son a veces visibles desde la Cordillera Vilcabamba. El propio puente cruza el Apurimac y sigue a Cachora, el punto de partida para el viaje a Choquequirao, el 'otro Machu Picchu'.

Para llegar a pie a Cachora empiece la ruta a través de los campos de anís, de la granja de Lucmus. Esto lo lleva a un sendero que esta sumamente deteriorado, aunque no siempre es aconsejable pasar en la estación de lluvias. Cuando es accesible, el sendero lleva a la pared de la parte baja de cañón, rodeando de una parte por una pared y por el otro lado por un precipicio.

A Cachora también puede llegarse por el camino en el kilómetro 154 desde el Cusco. El pueblo ofrece guías, mulas y otras necesidades para contratar, pero usted debe traer comida y su propio equipo. Hay, sin embargo, tiendas locales que venden los elementos esenciales y hoteles para usar durante la preparación.

Choquequirao (3080 msnm.) existe sobre una mesa rocosa en un área mojada que sólo se puede llegar a pie. Las ruinas están ubicadas en pura ceja de selva, el cinturón del bosque de llovizna que corre sobre la selva alta, el que es más seco y tropical. El viaje de 30km toma aproximadamente 15 horas de camino, qué es cubierto en cuatro días. El sendero es sumamente empinado y no es para principiantes. Hay sólo un pueblo pequeño en el sendero.

El Río Apurímac se cruza por un puente, alrededor de los 1500 msnm. y la mayoría querrá acampar en el río en el primer día. El próximo día es un día exigente, subiendo hasta los 3000 msnm., principalmente en los caminos pobres, pero lleva al viajero finalmente a las ruinas. Aunque llueve torrencialmente en la temporada, las propias ruinas no son beneficiadas con agua durante todo el año y es aconsejable llevar lo que usted necesite. Por consiguiente, es importante asegurar que usted tenga los animales de carga y el equipo que usted necesite para esto antes de que inicie su camino. El sendero ofrece buenas vistas y un camino boscoso, es extremadamente bonito para aquellos interesados en la vida salvaje.

Las propias ruinas cubren 1800 hectáreas, para algunos fácilmente superiores en su calidad y número que Machu Picchu. El nombre del sitio en Quechua significa la cuna dorada, pero la función que tenia para los Incas es desconocida. Sólo una tercera parte de las ruinas se ha puesto en valor y lo que no está excavado aun, esta cerrado por el crecimiento de la selva, conservándose intacto.

Hay nueve zonas generales colocadas alrededor de una plaza central, con divisiones formales, por medio de caminos, canales y otras formas lineales. Éstas, probablemente, correspondieron a divisiones sociales, si es que el Inca usaba estilos en este lugar que usaron en otra parte. El sitio era casi un refugio Inca después de la conquista Española. Fue brevemente mencionado como abandonado por un Español poco curioso en 1768, luego fue visitado e 1834 y 1847 por exploradores franceses y luego "descubierto" por el famoso Hiram Bingham en 1911.

Un nuevo y mejor sitio ha sido descubierto en el año 2002, llamado Cota Coca. Estas ruinas también se encuentran por el Apurímac, más allá de Choquequirao. El descuidado sendero lo lleva a 1200 m.s.n.m en el valle del Río Blanco hacia la cara opuesta al precipicio de casi 3000m, encontrará hacia abajo el valle de Yanama. Las ruinas están en los 1850 m.s.n.m cerca de dónde los ríos Yanama y Blanco se unen, en un área de selva húmeda. (El Blanco queda en un valle cerca de una pared vertical a lo largo de la cual es imposible bajar a pie.)

El sitio estaba abandonado desde alrededor de 1572, cuando Túpac Amaru murió. Exploradores que estaban buscando Choquequirao llegaron desde las regiones montañosas, el área alrededor de Cota Coca es impenetrable. En esta época las ruinas todavía están limpiándose de la vegetación. Sin embargo, tiene construidas alrededor de tres docenas de estructuras de piedra puestas alrededor de una plaza central. Uno de los edificios tiene más de 20m largo, y la altura de alguna de sus paredes es de 3m de altura.

Las construcciones son de típico estilo Inca, encontrándose que los edificios son menos detallados que en el Cusco. Esto puede reflejar el material bastante quebradizo del que están construidas. Muchas paredes pueden haber estado enlucidas y quizás decoradas, aunque esto se ha perdido con las lluvias. Se presume que este lugar era usado para la administración y el cultivo de coca en lugar de como un centro ceremonial. Se usaron los pasos colgantes y amurallados que se extienden río arriba del sitio, para apoyar la población local, pero no era extenso y debía haber apoyado las exportaciones grandes.

El sitio tiene por lo menos dos plazas centrales grandes o canchas. En Cota Coca se enlaza con el camino Real - el Qapaq Ñam - que corría bajo la cima de los Andes y su propósito probablemente era a manera de una estación para los trenes de llamas. El camino tiene 4.5m ancho y tiene un empedrado, lo que puede verse cerca del paso de Choquetecarpo. Era una construcción mayor, con algunas obras y caminos anchos, de hasta 6m.

Abancay

El paso de Socllaccasa se encuentra a 4000 msnm., bastante cerca de las ruinas de Saywite, tomando el camino a Abancay que queda a los 2390 msnm. Esto toma una hora y es un camino zigzagueante, aunque el paisaje es espectacular. Abancay fue fundada en 1574 por Ruiz de Estrada, como Santiago de Abancay. El pueblo encontró solo una vez la prosperidad, cuando las minas locales existían. Estas se acabaron y el poblado que era muy pequeño quedo reducido a nada. No obstante, ellos ofrecen calles del período colonial perfectamente conservadas y alineadas. La arquitectura es menos española que la tradición local, usando adobe cubierto con azulejos. La atmósfera va más allá de lo meramente tranquilo, la Plaza de Armas está abandonada y el lugar es demasiado tranquilo, algo raro en una capital provinciana en América Latina.

Haga click para ver una serie de imagines Hay una categoría razonable de hoteles en Abancay, así como medios usuales como acceso a Internet y cuidados médicos. Hay muchos restaurantes todos los que sirven el arte culinario regional. A Abancay se llega en autobús desde Lima, Arequipa y Cuzco. Muchos de los destinos locales se llegan por camión, en lugar de un autobús o colectivo. La fiesta local principal es el 3 de noviembre, fecha en la que se celebra la fiesta patronal y anual del pueblo.

El pueblo tiene una controversia pendiente con su vecino, Andahuaylas. En realidad la rivalidad radica en que ambas ciudades se disputan cual debe ser la capital; algo que en Abancay se ve como demasiado ambicioso y Andahuaylas realmente no son ofendidos como 'serranos ', apelativo despectivo con que llaman a las personas de la sierra. Realmente los dos pueblos se necesitan: por ejemplo, Andahuaylas es productor de animales de granja, aunque Abancay es el mercado a través de cual ellos venden sus productos, pero la rivalidad es tenaz y de mucho tiempo atrás.

Esto sería de escaso interés para los visitantes si no fuera por las raíces históricas que tienen. Los recuerdos están presentes en toda la sierra, y los eventos del siglo quince todavía influyen en actitudes y costumbres. Los orígenes de esta fricción datan desde las ancestrales épocas del imperio decadente de los Huari, luego denominado Chanca y su rivalidad con los Incas. Andahuaylas era la capital de los Chancas y su gobernante Anco Huallo luchó hasta la paredes del Cusco y casi derroto a los Incas, luego una tribu local. El hombre que se volvió el Inca Pachacútec fue capaz de dejar a lo Chancas atrás y consiguió reinar en el imperio Incaico en su fase expansionista. Si esta batalla hubiera sido perdida, la historia del Perú habría sido muy diferente.

Un mural algo ambiguo en Abancay, mostrando el juicio de reyes y guerreros, soldados y personas ordinarias. (La imagen es una reconstrucción de varias imágenes y por consiguiente no una representación precisa.)

La región de Abancay llegó más adelante en la revolución del siglo Dieciocho, de Túpac Amaru contra el régimen Español. Esta comenzó con brutalidad y la población regional cayó considerablemente. Una revuelta más tarde bajo Mateo Pumacahua (1814), también fue reprimida brutalmente. El cercano Ayacucho era el centro del Sendero Luminoso, un movimiento terrorista que fue sumamente activo en estos lugares entre los años 1980 y 2000. Por consiguiente, cuando visite estos pueblos debe guardar un conocimiento vivo del espíritu de independencia y la individualidad cultural que ellos cuidan. También merece la pena tener en cuenta cuánto han sufrido las personas locales por el acoso de los terroristas. La reciente guerra subversiva y su destrucción involucraron la migración forzada de algunos supuestamente desplazados y la muerte de muchos inocentes.

Otro mural, pintando la vida antes y después de la llegada de Sendero Luminoso, el movimiento terrorista, el ejército y la represión violenta.

La Reserva de Ampay

Una atracción local mayor es el Santuario de Ampay con sus picos de nieve, que esta sólo 6 km del pueblo. Ésta es un área que queda entre los 2900 msnm. y 5235 msnm., cubierta por la nieve permanente. El interés principal del santuario son los arboles intimpa (Podocarpus glomeratus). Es el único conífero nativo del Perú, y se encuentra cubierto con orquídeas, bromelias y helechos en esta nube arbolea. Los animales como los osos y el zorro Andino viven en los bosques, y la diversidad de aves son parte importante en el país. Un punto focal en el área es el lago de Uspaq'ocha, a 3840m de altura en el bosque. Éste es un lago esmeralda, con vistas de nieve impresionante y un campo contiguo.

Los guías son difíciles de encontrar en Abancay, aunque hay algunas compañías de viaje recién creadas. El sitio está bajo la protección de INRENA quien tiene una oficina en el centro de Abancay. Ellos normalmente pueden proporcionarle un guía. Un taxi le tomará en el camino de la entrada principal que alcanza el lago de Angasq'ocha bastante estéril a los 3200m en 40 minutos de subida. Aquí comienza el bosque. Se puede acampar en el área, y existen muchas estancias para pasar la noche en el bosque y hacer un viaje de dos días en esta excursión. Esto permite que se pueda ascender hasta la nieve, los dominios del apu residente quien tenía gran influencia en los tiempos prehispánicos.

Un segundo punto de entrada se llama el Jacaterra que se localiza en la pequeña comunidad de Zanja, a 40 km de Abancay. El sendero es difícil pero el campo es menos inicialmente desértico que la ruta principal. El sendero lleva directamente al lago a 7 km. El tercer punto se llama Qorwani que empieza en el pueblo del mismo nombre, 40 minutos por el camino de Abancay. Llegará a la nieve en aproximadamente 6 km. El sendero es bastante difícil aunque no hay necesidad de un equipo especial, es suficiente con ropa de muchas capas y una casaca impermeable, buenos zapatos y cualquier cosa que necesite para acampar si se va a quedar por una noche.

Andahuaylas

El camino no esta asfaltado entre estos pueblos rivales y los 140km pueden ser lentos y a veces la ida bastante dura. Las condiciones son con muchos abismos, más aun después de haber llovido. Hay sólo un lugar en dónde se puede detener, a medio camino entre los dos pueblos. Los autobuses tardan alrededor de cuatro horas para completar el viaje. Éste es un pueblo muy remoto, en aspectos geográficos y sociales. Usted puede oír hablar por casualidad que, en el 2004, un mayor retirado del Ejercito incitó a un grupo de soldados en retiro a intentar hacer una revolución y tomar el poder, lo que fue develado inmediatamente por el gobierno; lamentablemente, algunos policías murieron en el alboroto resultante. Como corolario podemos señalar que esta zona fue hostil para los Huari, para los Incas, para los Españoles y ahora al gobierno central. Es de cualquier manera un territorio con grandes potencialidades pero abandonado y con poco progreso.

Haga click para ver una serie de imagines Andahuaylas está a 3020 msnm., cerca del río Chumbao. Se generan recursos con el apoyo al cultivo local que se especializa en las cosechas de maíz así como el ganado. Una fuente de gran orgullo local es el aeropuerto regional, localizado 17 km. del pueblo, esta preparado para vuelos regulares de otros lugares del país, así como de Lima.

El pueblo tiene alojamiento muy básico, y ofrece servicios simples. La mayoría de la población sólo habla Quechua. El pueblo es un lugar callado y las personas de aquí son, en su mayor parte, tranquilas y correctas. Se pueden recorrer las calles pequeñas entre sus casas con tejas y hechas de adobe sin mucha preocupación por la seguridad. Hay un bonito mercado que se forma lo domingos por la mañana, el que es un ejemplo de cómo se vivió la vida aquí durante los últimos siglos, como cualquier parte en el Perú. El pueblo tiene una iglesia simple pero encantadora, llamada de San Pedro, con una única escalera espiral que lleva a la torre dónde está la campana, así como una Plaza de Armas agradable. Una escultura de un cruz de 3.5m monumental y tallada de un solo bloque de piedra volcánica, sobresale en este lugar.

Andahuaylas está cerca del lago de Pacucha (3100m). Este está a 20 km. del pueblo y es famoso por la viveza de sus aguas azules, las que se ponen rojizas por la tarde. (La causa es un alga que flota en la superficie.) Los cañaverales y pantanos alrededor de él están poblados por muchas aves de agua, los patos es un lugar adecuado tranquilo para la observación de aves.

El complejo arqueológico a Sóndor cubre alrededor de 20 hectáreas y se localiza cerca del lago en la tierra levantada, llamado Muyu Muyu o 'cerro de afloramiento'. Las personas que visitan parecen ser golpeadas por el silencio del lugar y por los horizontes interminables de la puna y sus cimas de nieve distantes. La vista de una terraza sobre el lugar permite ver una extensión grande, incluso el propio lago.

El sitio esta marcado por observatorios en las paredes y recintos abiertos que pueden verse quizá como revisando las áreas. Interiormente son construcciones piramidales, rodeadas por paredes y terrazas, llevando a abrirse en espaciosas plataformas. La construcción no ha sido estudiada y relativamente se conoce poco sobre ella. Un montículo de tierra, una huaca, ha sido excavada y se ha demostrado que contiene restos humanos, supuestamente aquéllos destinados al sacrificio. Los constructores del sitio pueden haber sido los Chancas, quienes descendieron de los Huari o de otra cultura. El pueblo celebra el Sóndor Raymi el 24 de junio, que es en su versión autóctona del Inti Raymi, ingeniosamente presentado y similar al celebrado en el Cusco. Hay un único alojamiento muy básico dentro del área cercana.

Éste es un área profundamente tradicional, dónde las fuerzas políticas que están presentes en otras partes del Perú no actúan. Los pueblos son en su mayor parte comuneros, asignando la tierra entre sus familias en mérito propio. Su fiesta principal es la Mamacha Carmen que se celebra el 16 de julio. Es un acto ligeramente enmascarado de una celebración de la Pacha Mamá, la Diosa de la tierra. La fiesta patronal del pueblo es el 24 de junio, la fiesta de San Pedro y Pablo.

Andamarca

Para llegar a Andamarca hay que aproximarse desde Puquio. El camino no esta asfaltado, es estrecho, serpentino y precipitado. Le toma a una combi o autobús pequeño cuatro horas para llegar. No tienen ningún horario fijo, van saliendo cuando están llenos de pasajeros. A Andamarca le faltan medios turísticos. Los hoteles son pocos y son no más que lugares para dormir a la intemperie. No hay realmente ningún medio registrado para el turismo, como guías, aunque cabe señalar que existe una oficina pomposamente llamada Corporación de Desarrollo Turístico localizada al lado de la iglesia. Ellos podrían recomendar algunos guías.

Haga click para ver una serie de imagines A pesar de esta poco amigable presentación, visitar el área es realmente para disfrutar. La atracción principal son las celebracionesque son espectaculares por su colorido y por el hecho de sintetizar el Catolicismo con la cosmología pre-Incaica. Las personas locales son descendientes directos de un pueblo feroz llamado Rucana. Ellos hacen ofrendas a la diosa de la tierra Pacha Mamá y veneran a los apus ; pero al mismo tiempo son fuertemente católicos, realizando procesiones y acompañando al sacerdote en su bendición de las aguas.

Andamarca esta rodeada por un paisaje Andino pintoresco y por terrazas macizas inmemoriales de hace miles de años. Asociado con éstos esta Caniche, un sitio arqueológico de gran importancia que esta siendo excavado en la actualidad. El sitio es notable por la sofisticación de sus construcciones de piedra, y fue evidentemente una ciudad de gran importancia. Queda cerca de Andamarca, como la cascada de 200m a Puzapaccha. La última puede llegarse en un paseo de tres horas es un bonito pueblo y también se pasa muy cerca del espejo del lago Yarpuccocha. El propio lago esta a pie a sólo 30 minutos de Andamarca y es objeto de ceremonias campesinas.

Una consecuencia extraña de la conquista Española fue la difusión del Taki Onqoy, un baile manía que mató a miles en los años 1540s. Andamarca era el centro de esta histeria y el entusiasmo febril con que las personas locales se aferran a sus tradiciones, la que continua a la fecha. El baile es llamado ahora de las tijeras, del que se piensa es descendiente directo del Taki Onqoy.

Las personas locales ahora se llaman Lucanas. Ellos creen fervorosamente que los viejos tiempos volverán. Por ejemplo, los pobladores creen tanto que su suministro de agua viene como regalo del Inca, un fenómeno llamado Pedro Sasahue Orqo. La historia es que el Inca Huiracocha, cuando estaba enamorado de la hermana de una figura local llamada Sasahue, demostró su devoción construyendo un canal subterráneo muy largo para traerle agua desde una cima distante a 4000m. Los pobladores hacen una peregrinación a esta fuente para realizar la ceremonia de ofrendas.

Haga click para ver una serie de imagines La gran fiesta de Andamarca se relaciona con la fiesta del agua que se celebra del 20 al 26 de agosto. Se llama Yaku Raymi de los Lucanas y da gracias por el agua a la Pacha Mamá y San Isidro Labrador. El cura ó tayta sacerdote bendice el agua, y una procesión con la figura de San Isidro pasa por el pueblo. Entretanto, es elegida una figura como 'alcalde del agua', el alcalde del yaku, quien realiza ofrendas con hojas de coca, tierra, cerveza de maíz y tabaco.

Los bailarines con mascaras negras, bandas de músicos que compiten, bufones y figuras menos explicables empiezan días de bailes regionales y la acción de gracias general. El punto central bastante siniestro es el atipanakuy, la competencia entre los bailarines de tijeras. Cada grupo hace que realicen cosas extremas, como auto-mutilación y otras pruebas de valor. Actividades aun más extremas se realizan en las esquinas de la Plaza de Armas Plaza de Armas: vea las fotos, arriba.

Como hemos mencionado antes, el camino de Andamarca hacia la costa es excepcionalmente desafiante, notable en la estación húmeda. Su destino es Puquio (3210 msnm.) que es la capital de su provincia. Este se ubica en un ángulo recto en el camino a Nazca así como hacia Ayacucho y otros lugares importantes. Tarda alrededor de 6 horas en autobús, en el futuro se vuelve un camino bastante bueno, pero que empieza en condiciones sumamente difíciles.

Cerca de Puquio

La Reserva Nacional de Pampa Galeras (3900m), es un área puesta especialmente para la vicuña. Se encuentra camino a Nazca, aproximadamente a 45 km. de Puquio. Las vicuñas son gráciles, son primas cercanas de la llama común y la alpaca.

La vicuña era cazada por su lana, la que crece en el parte del cuerpo que en el ser humano le llama el pecho alto. Por eso, el rendimiento de lana es muy pequeño por animal y la caza mataba muchos para que puedan rendir una cantidad útil. Tal es la calidad que la demanda es muy alto, y cuando la reserva fue introducida los precios internacionales por el tejido ya habían alcanzado centenares de dólares por metro cuadrado. Actualmente a los animales se le acorrala y afeita en lugar de matarlos y con la tecnología textil moderna ha podido reproducirse muchas de las valiosas características de la vicuña en la lana convencional. El resultado ha sido un rebrote en la población de vicuñas por los Andes del Perú, pero particularmente en Pampa Galeras. La reserva cubre sólo 6500 hectáreas, pero uno puede divisar una manada si la visita.

Haga click para ver una serie de imagines Una fiesta regional mayor asociada con la reserva es el Chaccu de la Vicuña (24 de junio). Esto se realiza en la propia Pampa Galeras. La fiesta consiste en esquilar el vellón de unos cientos de vicuñas, todas entre música, danza y celebración de la Pacha Mamá. Los animales son cogidos por centenares de personas que forman una cadena humana para juntar una manada y manejarla en grupo. Esto no deja de tener su riesgo porque las vicuñas pueden pesar 70 kg. y reaccionan al peligro corriendo en grupo, mientras van dando puntapiés con sus patas delanteras pequeñas pero sumamente afiladas.

El sitio arqueológico de Cahuachi está relativamente cerca de Pampa Galeras. Más cerca a Puquio esta el pueblo de Santa Isabel tiene ruinas Huari, denominadas ruinas de Ñaupa Llacta. Los Baños de Geronta (3900m) son de aguas calientes volcánicas, completas con dos conos volcánicos pequeños, 20 km. a lo largo del camino de Puquio al Valle de Sondondo. Las aguas surgen a 40°C, y se dice que son curativas.

Comida Regional

La región no puede compararse al Cusco por la sofisticación de su cocina, pero usted, no obstante, puede comer bien. Lo siguiente está disponible:

Huatia: carne y papas se cocinan juntas envueltas en un paquete de hierbas sobre piedras calientes. Las piedras están calentadas en un fuego de hoguera llameante y luego colocan en el fondo de un agujero en la tierra las piedras, con los ingredientes intercalados entre ellas. Más tierra se pone encima y el 'horno' es sellado para cocinar durante una hora. Es una comida tradicional durante las épocas de cosecha y siembra.

Kapchi: es un estofado hecho con frijoles, papas, huevos, leche y queso blanco.

Papas con Uchullachua: papas sancochadas con hierbas y ají.

Chicharrón de cuy: Este plato consta de un batido de maíz, con el que se baña los trozos de cuy y luego se fríen y se sirven con papas fritas y verduras como lechuga o frijoles verdes. Éste es un plato de celebración, servido en las bodas y una ceremonia de pelo de corte de pelo de los niños, la que cumple el mismo papel del bautismo.

El Tallarín de la casa: son tallarines hechos de pasta casera, se sirve con guarnición de pollo o cuy.

Alguna de la comida ofrecida en el festival Yaku Raymi de los Lucanas.

Fiestas Regionales

Además de los varios eventos mencionados en relación con situaciones específicas, lo siguiente es de sumo interés.